Problemas comunes en el Mazda 626

Escrito por andy joseph | Traducido por maximiliano magnano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Presentado en los Estados Unidos en 1979, el auto de tamaño mediano Mazda 626 fue certificado por el gobierno federal como un automóvil doméstico una década más tarde. Fue colocado entre el compacto de Mazda Protege y el lujoso Millenia. el Mazda 6, que actualmente está en producción, es el sucesor del Mazda 626.

Otras personas están leyendo

Primera y segunda generaciones

Las generaciones primera (1979 a 1982) y segunda (1983 a 1987) de Mazda 626 son extremadamente raras debido su edad. Por lo tanto, hay escasa o nula información sobre problemas en los 626 de esta época.

Tercera generación

Algunos Mazda 626 de tercera generación (1988 a 1992) pueden tener ruidos de golpeteos que salen de la suspensión en giros cerrados o al pasar por sobre algún lomo. Esto puede ser resuelto con la introducción de una fijación de goma para amortiguador. También, existe la posibilidad de que haya una pérdida de agua del alojamiento del faro trasero y de freno hacia el baúl, que puede ser detenida reemplazando el sellado de la zona.

Un problema único del Mazda 626 de 1990 es la pérdida de refrigerante del aire acondicionado. Esto se debe a la abrazadera de acero que causa corrosión sobre el tubo de aluminio que sostiene para el receptor/secador del aire acondicionado. El tubo puede ser reemplazado, aunque la pérdida puede volver a suceder si no se envuelve al tubo en cinta de vinilo antes de volver a introducir la abrazadera.

Cuarta generación

Una multitud de problemas, mayores y menores, afectan a los Mazda 626 de la cuarta generación (1993 a 1997). Las manijas exteriores de las puertas son propensas a aflojarse, el rendimiento del aire acondicionado suele ser mediocre, las soldaduras del limpia parabrisas son frágiles, los velocímetros tienden a fallar, los amortiguadores mal colocados del radiador causan vibraciones en el volante, y pueden ocurrir pérdidas en la transmisión por daños en los sellos del buje del convertidor de par de torsión.

El mayor problema con los Mazda 626 de cuarta generación, sin embargo, es relativo al motor. Los montajes originales del motor son frágiles (Mazda ofrece repuestos rediseñados), y el motor puede detenerse si hay un tubo de esnórquel de flujo masivo de aire que está fisurado. Aparte, el motor puede producir una variedad de ruidos debido al deslizamiento entre el engranaje conducido por el árbol de levas de escape y el engranaje de fricción, o acumulaciones de carbono en la cámara de combustión.

Quinta generación

La quinta y última generación (1998 a 2002) es la menos problemática de los Mazda 626. Los vehículos con frenos que chirrían pueden recibir nuevas zapatas de freno con material de forrado revisado para reducir el ruido, y un bloque calefactor rediseñado hecho de bronce forjado puede conseguirse para detener las pérdidas de refrigerante. Además, Mazda tiene un soporte rediseñado para los ruidos hechos por la válvula de control de emisión de vapor. Algunos 626 de 1999 tienen techos corredizos defectuosos, en cuyo caso el proveedor puede revisar si hay trabas rotas o perdidas del panel del parachoques, guías sueltas o problemas en los cables o en el motor.

Conclusión

Durante casi todo el tiempo en que fue producido, el Mazda 626 fue el auto más vendido de este fabricante. Sin embargo, en términos de confiabilidad (dejando de lado la popularidad y las ventas), era superado por sus competidores medianos, tales como el Toyota Camry o el Honda Accord.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles