Problemas de conducta de un niño de 3 años

Escrito por marysia walcerz | Traducido por alejandro cardiel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas de conducta de un niño de 3 años
Los berrinches son un indicio de problemas de conducta en un niño de tres años de edad. (Darrin Klimek/Digital Vision/Getty Images)

Conforme los niños crecen y se desarrollan, sus personalidades pasan por diversas etapas de evolución, y para muchos niños esto significa un incremento súbito de problemas de conducta en ciertas etapas. Para los padres puede ser increíblemente difícil ver a sus hijos pasar de ser serviciales y alegres a ser agresivos y obstinados en el lapso de sólo unos meses. Los niños de tres años a menudo pasan por un periodo en el que muestran muchos problemas de conducta, antes de madurar para volverse niños mayores y más equilibrados.

Otras personas están leyendo

Agresión

La agresión es un problema de conducta comúnmente observado en niños de tres años, que a menudo surge al ir desarrollando sentimientos de independencia y una inclinación hacia la actividad impulsiva. La agresión puede darse como violencia física hacia los demás (gritar o vociferar) o violencia física hacia objetos inanimados (arrojar, romper o dañar cosas). Al lidiar con la agresión de un niño de esta edad, la clave está en responder de forma rápida y firme. Deja en claro que la conducta agresiva no se tolera bajo ninguna forma, después aplica un castigo inmediato, pero recuerda abstenerte de castigos físicos ya que estos solamente reforzarán la conducta violenta del niño.

Resistencia

La resistencia es otro problema conductual que muchos niños de esta edad desarrollan conforme empiezan a ganar un sentido de independencia y voluntad propia. Muchos padres se encuentran de pronto lidiando con un hijo que no quiere hacer lo mismo que el resto de su familia está haciendo, por lo general aumentando esta resistencia hasta convertirse en verdaderos berrinches y agresiones. La resistencia en un niño de tres años puede manejarse al brindarle opciones, en lugar de decirle "Esto es lo que vamos a hacer hoy" y después aplicar castigos por no apegarse a tus planes.

Egoísmo

Conforme los niños crecen, desarrollan un sentido de propiedad, que en muchos niños se vuelve egoísmo y renuencia a compartir. Una vez que los niños aprenden el significado de "mío" y "tuyo", rápidamente adquieren una tendencia al egoísmo. Esto puede volverse violento si otro niño interfiere con lo que tu hijo considera suyo. Inculca en tu hijo la importancia de compartir, y considera confiscar los juguetes que no sea capaz de compartir, haciendo que jugar dependa de su capacidad para compartir de forma apropiada.

Conducta desafiante

En muchos niños de tres años la conducta desafiante se desarrolla en cuanto aprenden la palabra "no". Para los padres, "no" es de pronto lo único que escuchan, y a menudo se acompaña de berrinches y peleas si el niño es forzado a hacer algo que no quiere hacer. La conducta desafiante puede ser un gran reto, ya que los niños aparentemente se resisten a cualquier tipo de acción. Establece límites claros con tu hijo para frenar esta conducta y no dudes en castigarlo si se excede con su conducta desafiante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles