Problemas que puede dar un sensor TP

Escrito por richard rowe | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas que puede dar un sensor TP
Problemas que puede dar un sensor TP. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

El sensor de posición del acelerador (TPS, siglas en inglés) es uno de los aparatos de reunión de información más vitales de tu motor, y posiblemente el más vital dependiendo del tipo de despidos que utilice. El TPS le dice a la computadora cuánto has abierto las palas del acelerador, información que no puede extrapolar usando otro sensor del tablero. Si tu auto comienza a calentarse y la luz de revisión del motor suena, podría ser el sonido de las campanas de hierro que suenan por un sensor de posición del acelerador desafortunado.

Otras personas están leyendo

Aumento del reposo

Un sensor de posición del acelerador malo a menudo se manifiestará primero como un aumento leve (subida y bajada al azar) en reposo. El reposo es cuando el motor está en su punto más sensible, cuando el flujo del aire que va al motor se mide en centímetros cúbicos en lugar de pulgadas cúbicas. En este momento, un TPS malo podría imitar los síntomas de una válvula de control del aire de reposo mala.

Vacilación durante la aceleración

El siguiente punto más sensible del motor es durante la aceleración dura, cuando todo tiene que funcionar junto perfectamente para poder llevar al motor a su potencial de energía máximo. Un TPS malo enviará una señal falsa a la computadora, informándole que estás abriendo y cerrando el acelerador. La computadora ajustará el inyector de combustible y la sincronización del encendido para compensarlo, sólo para marcarlo de nuevo una vez que los sensores de oxígeno notan la discrepancia.

Aumento en la velocidad

Este fenómeno en particular puede ser un poco temible, pero no todo vehículo lo hará. Bajo condiciones normales, la computadora del auto abre la válvula de control del aire de reposo para medir el aire en la pala del acelerador en el reposo y luego la cierra una vez que las palas se han abierto hasta cierto punto. Esto le da a la computadora alguna libertad de acción en términos de incrementar el flujo del aire, que podría hacerlo si los sensores de oxígeno detectan una condición rica. El resultado es un episodo de aceleración involuntaria o un breve aumento en la velocidad.

Sacudidas y espasmos

Una vez que el TPS llega a su punto cercano a la falla, pasará de enviarle una señal de onda normal a la computadora a enviarle una señal intermitente como el interruptor de una luz. La computadora responde lo más rápido que puede, por lo general bajo la impresión de que has perdido completamente tu cordura. Si el TPS no envía una señal intermitente constantemente, podría ser sólo un disparo al azar entre completamente encendido o completamente apagado. La computadora está en pérdida, y una versión más severa de aumento se manifiesta como sacudidas y espasmos fuertes.

Estancamiento

Compra hermosas flores y llama al portaféretro porque tu TPS ha muerto oficialmente. El estancamiento es la progresión final inevitable del aumento del reposo para conducir subiendo a corcovear, y no hay un camino de retorno. Si has experimentado todos los síntomas anteriores (o posiblemente aunque no lo hayas hecho) y el auto comienza a morirse aleatoriamente en el reposo o durante su curso, es momento de instalar un nuevo TPS en tu cuerpo de aceleración.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles