Problemas digestivos después de una cirugía de vesícula biliar

Escrito por cl hendricks | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas digestivos después de una cirugía de vesícula biliar
La vesícula biliar se localiza justo debajo del hígado. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

La cirugía para extirpar la vesícula biliar, también llamada colecistectomía, a menudo es recomendada por los médicos para tratar los cálculos biliares o para extirpar una vesícula biliar enferma o en mal funcionamiento. Los pacientes que se someten a cirugía de vesícula biliar con frecuencia encuentran alivio a sus condiciones anteriores, pero algunos también experimentan problemas digestivos posteriores. Saber qué esperar puede ayudar a los que se preparan para la cirugía o a los que se están recuperando de una, a afrontar mejor los síntomas y comprender qué cambios de estilo de vida pueden ayudar a disminuir su efecto.

Otras personas están leyendo

Descripción general de vesícula biliar

La vesícula biliar se localiza justo debajo del hígado y juega un papel importante en la salud digestiva. Su función principal es almacenar la bilis que crea el hígado. Se parece a una pequeña bolsa y se expande hasta el tamaño de una pera cuando está llena. Antes de comer, típicamente está llena de bilis. Después de comer, la vesícula biliar escurre un poco de bilis al intestino delgado, lo que ayuda al cuerpo a digerir las grasas.

Diarrea

Uno de los síntomas comúnmente informados después de la cirugía de la vesícula biliar es la diarrea. Con la pérdida de la vesícula biliar, la bilis ya no se suministra en pequeñas dosis medidas, sino que pasa al intestino tan pronto como es creada por el hígado. La bilis hace que el intestino secrete fluidos. Ya que el intestino recibe ahora una mayor cantidad de bilis que antes, este aumento de líquido intestinal puede ocasionar que los alimentos se muevan rápidamente a través del intestino, causando diarrea. A menudo, la hinchazón y el gas acompañan la diarrea.

Las náuseas y los vómitos

Inmediatamente después de la cirugía, algunos pacientes pueden experimentar náuseas e incluso vómitos. Estos síntomas generalmente no aparecen inmediatamente. En cambio, una vez que el paciente comienza a moverse o levantarse de la cama, la náusea es común. Los hospitales recomiendan que los pacientes que están nauseabundos y con vómitos se lo hagan saber al personal médico, ya que esto puede interferir con la medicación oral para el dolor, así como causar molestias físicas.

Síndrome poscolecistectomía

Si los síntomas de problemas de vesícula biliar continúan después de la cirugía o se presentan nuevos síntomas, el paciente puede tener el síndrome poscolecistectomía. De acuerdo con un artículo de 2007 por el Dr. Eldon A. Shaffer, publicado en el Merck Manuals Online Medical Library, esta condición aparece en hasta un 40 por ciento de los pacientes. Se produce un síntoma llamado dispepsia, que es un término para el dolor abdominal superior, distensión abdominal, eructos, náuseas y una sensación de estar lleno después de comer sólo una pequeña cantidad de comida.

Tratamientos farmacológicos

La diarrea crónica en pacientes que han sido sometidos a cirugía de extirpación de la vesícula biliar ha sido tratada con éxito con un medicamento llamado colestiramina (nombre comercial Questran). Este medicamento se ha creado originalmente como tratamiento para los niveles altos de colesterol en la sangre. Funciona atrapando y desactivando las sales biliares que se encuentran en el intestino, que son parte de la bilis excretada por el hígado.

Dieta

Después de someterte a una cirugía de vesícula biliar, la dieta tiene un papel importante. Al no tener la vesícula biliar se altera la forma cómo se procesa el alimento en el intestino y algunos alimentos pueden agravar los síntomas de la diarrea y la distensión abdominal. Durante la recuperación, se recomienda a los pacientes llevar una dieta líquida para evitar sobrecargar el sistema digestivo y para aliviar la sensación de náuseas. Los alimentos que causan gases, como el brócoli, se deben comer con moderación o evitar para reducir la hinchazón.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles