Problemas emocionales y mentales de jubilados de tercera edad

Escrito por jack powell | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas emocionales y mentales de jubilados de tercera edad
Los geriátricos deben ser capaces de satisfacer las necesidades emocionales y físicas de las personas mayores. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Las personas mayores que se acercan a la edad de jubilarse suelen comenzar a manifestar problemas físicos, mentales o emocionales. A veces, un individuo exhibe los tres. Se trata de un fenómeno natural y esperado, ya que las personas mayores son más viejas, que es cuando algunos trastornos físicos y mentales se manifiestan. La identificación y el tratamiento de estos trastornos lo antes posible aumenta la calidad de vida de las personas mayores. Aunque los impedimentos físicos son generalmente fáciles de diagnosticar, los problemas mentales y emocionales pueden ser más difíciles de detectar.

Otras personas están leyendo

Depresión

La depresión es una afección común en las personas mayores y los ancianos y generalmente es el resultado de no sentirse necesitados nunca más. Las personas que tienen puestos de trabajo sienten que están contribuyendo a la sociedad y son una parte necesaria del sistema, pero cuando estas personas envejecen y finalmente se jubilan, se deprimen. El grado de depresión varía de persona a persona y pueden sugerirse una serie de soluciones para aliviar la depresión, incluyendo la búsqueda de pasatiempos, el voluntariado o hablar con un terapeuta.

Ansiedad

Algunas personas mayores experimentan ansiedad al comenzar su etapa de jubilación. Los temores acerca de qué es lo que les va a pasar, cómo van a pagar por su jubilación y el lugar donde viven los atormenta, a menudo provocan ansiedad. Si bien un poco de ansiedad es natural cuando alguien comienza una nueva etapa de su vida, demasiada ansiedad puede conducir al deterioro de la salud mental o física. Los familiares de una persona mayor ansiosa pueden ayudarla a aliviar esta ansiedad aplicando un plan en acción y explicándoselo a la persona en cuestión.

Demencia

La demencia es un término amplio que abarca un conjunto de síntomas típicamente experimentados por las personas mayores. Afecta la forma en cómo el cerebro de los adultos mayores trabaja y puede causar que la persona se vuelva demasiado emocional o agitada. Algunas personas que sufren de demencia son incapaces de realizar las actividades diarias normales, tales como vestirse, mientras que otros trabajan casi normalmente sufriendo únicamente períodos de demencia. Varias enfermedades causan la demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y los accidentes cerebro vasculares. Para demencias severas, el mejor curso de cuidado es poner al adulto mayor en un centro de atención para la memoria, donde profesionales médicos están preparados para manejar los problemas asociados con la demencia.

Pérdida de la memoria

Aunque las personas mayores que sufren de demencia con frecuencia experimentan pérdida de memoria, las dos condiciones no siempre se presentan juntas. La pérdida de memoria puede resultar de la senilidad o de un derrame cerebral y las personas mayores que sufren de pérdida de memoria pueden tener la función cerebral perfectamente normal contrariamente. La severidad de la pérdida de la memoria determina el mejor curso de acción. Para las personas mayores afectadas de maneras pequeñas, un estrecho seguimiento podría ser la solución, mientras que para los casos graves, puede ser mejor poner a la persona en un centro de atención para la memoria.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles