Problemas de equilibrio en niños pequeños

Escrito por alyssa pratt | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas de equilibrio en niños pequeños
Monitorea y contabiliza las caídas de tu hijo. (tethered toddler image by marilyn barbone from Fotolia.com)

Es común que los niños pequeños se caigan y pierdan el equilibrio de vez en cuando. Sin embargo, en algunos casos, es probable que estén experimentando un problema real de equilibrio. Si tu hijo se cae constantemente sin razón aparente, es posible que tengas que consultar a un médico. Hay varias causas para un problema de esta naturaleza y muchos tratamientos disponibles.

Otras personas están leyendo

Signos y síntomas

Los niños con un problemas de equilibrio tropezarán con todo y con nada. La mayoría tropieza, choca o se atora más que el resto. Algunos pueden pierden el equilibrio entre 20 y 30 veces al día, incluso mientras están quietos. Si tu hijo tarda mucho en aprender a caminar y apenas lo está haciendo, no te preocupes si pierde el equilibrio a menudo. No obstante, piensa en que tienes una razón para sospechar de un problema, si tu hijo ya se pone de pie por si solo, ya camina e incluso corre, pero pierde el equilibrio con demasiada frecuencia.

Causas

Los problemas del oído interno pueden causar vértigo, una condición que el diccionario Webster define como "una sensación de movimiento en el cual el individuo o el entorno del individuo parecen a girar vertiginosamente". El vértigo provoca pérdida de equilibrio incluso cuando estás parado.

Diagnóstico

Para diagnosticar un problema de equilibrio, tu médico le hará algunas pruebas. Puede que quiera practicar una resonancia magnética para asegurarse de que todo está bien en su cabeza. Una prueba de audición es un requisito. El médico también suele realizar pruebas de los ojos si tu hijo tiene edad suficiente como para seguir instrucciones. Viendo cómo los ojos siguen el movimiento de manchas y líneas, es posible detectar algunos problemas. Según lo definido por la Clínica Mayo, una prueba de posturografía trata de identificar qué parte del sistema de equilibrio de tu hijo depende de la mayoría.

Tratmientos

Si el oído interno o el sistema vestibular fuera el problema, tu hijo podría tener que ser sometido a sesiones de rehabilitación que consisten en ejercicios de equilibrio y de movimiento de cabeza y ojos. En el caso de las infecciones del oído, los médicos tienden a prescribir antibióticos, pero también hay tratamientos homeopáticos con los que puedes intentar, como por ejemplo el Ginko Biloba y los bioflavonoides de limón. Consulta a tu médico antes de probar cualquier medicamento homeopático.

Prevención / Solución

No ignores los problemas de equilibrio en un niño pequeño. Si tu hijo tiene la edad suficiente para hablar y entender lo que implica el mareo, es necesario que le enseñes a sentarse cuando se sienta mareado para que controle la pérdida de equilibrio y las caídas. Lava tus manos y las de tu hijo con frecuencia para evitar bacterias que puedan generar infecciones relacionadas con problemas de equilibrio. Este tipo de infecciones también suele ser una complicación de la gripe, así que conseguir vacunas contra la gripe debería ayudarte a mantenerlas bajo control.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles