Problemas en el hígado luego de una colecistectomía

Escrito por holly huntington | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas en el hígado luego de una colecistectomía
Se llama colecistectomía a la cirugía mediante la cual se extirpa la vesícula. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Aunque un paciente pueda ver resueltos los problemas de cálculos recurrentes de vesícula u otras complicaciones con una colecistectomía (cirugía de vesícula), también puede ser que le cree nuevos problemas, especialmente con el hígado. Estos problemas pueden incluir un aumento de bilis, un debilitamiento del hígado, anemia y hasta formación de cálculos hepáticos.

Otras personas están leyendo

Colecistectomía

Cuando se hace una cirugía de vesícula o colecistectomía se remueve el órgano que yace en la parte superior derecha del abdomen. La vesícula es la responsable de la recolección y almacenamiento de la bilis producida por el hígado, así como de segregarla dentro de los intestinos para el proceso digestivo. La vesícula puede ser removida sin que represente una amenaza de vida; sin embargo, su remoción afecta al hígado después de la cirugía, tanto a la producción y almacenamiento de la bilis, como al proceso digestivo.

Relación entre el hígado y la bilis

Una vez que la vesícula se remueve, el hígado se hace responsable de almacenar la bilis que produce y de segregarla en los intestinos para ayudar al proceso digestivo. A diferencia de la vesícula, el hígado no pasa la bilis a los intestinos tan seguido como la vesícula. Por lo tanto, baja el flujo, afectando el metabolismo de la comida causando indigestión, diarrea o constipación. Esto, a su vez, afecta la salud general del cuerpo, incluyendo al hígado.

Congestión del hígado y formación de bilis

Cuando la secreción de bilis baja su intensidad y comienza a acumularse en el hígado, éste se congestiona. La congestión lo debilita y afecta su funcionamiento, así como el del bazo y el páncreas.

Formación de cálculos en el hígado

Además, el almacenamiento de la bilis en el hígado hace que ésta se cristalice (tanto en el hígado como en el torrente sanguíneo). La razón es que la bilis y el colesterol del hígado se concentran demasiado cuando se quedan por mucho tiempo en el hígado. Por lo tanto, los cálculos que se formaron antes de la colecistectomía en la vesícula ahora se formarán en el hígado.

Hígado débil

Así como un hígado débil puede causar la formación de cálculos debido a la formación de demasiada bilis, el exceso que manda al torrente sanguíneo puede causar zarpullidos y picor en la piel. Además un hígado débil no puede reciclar los glóbulos rojos, lo que puede resultar en una anemia. Así que como el cuerpo sufre por falta de glóbulos rojos y la subsecuente anemia, la salud general se ve afectada, (así como también la del hígado).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles