Problemas con insectos vivos en una piscina

Escrito por bailey shoemaker richards | Traducido por daniel cardona
Problemas con insectos vivos en una piscina
Durante el clima caliente del verano, tanto los padres como los niños disfrutan de un tiempo nadando en una piscina. (insect,insect image by Mirek Hejnicki from Fotolia.com)

Durante el clima caliente del verano, tanto los padres como a los niños disfrutan de un tiempo nadando en una piscina. Sin embargo, la presencia de insectos vivos en una piscina puede convertirse en un problema grave con el tiempo, e indica un bajo nivel de tratamientos químicos, que, cuando se aplican correctamente, evitan que los insectos se alimenten o sobrevivan en el agua. El mantenimiento regular de la piscina es la clave para mantenerla libre de insectos.

Abejas y avispas

Aunque las abejas y las avispas no sobreviven mucho tiempo en el agua, sus aguijones sí. De acuerdo con la Universidad de Missouri Extension, las abejas mineras están a veces atraidas a las piscinas y las plagas con aguijones dolorosos tales como los avispones y las avispas construyen sus nidos a lo largo de los bordes de las piscinas sobre el suelo. Cuando las abejas y las avispas terminan en el agua, suponen un riesgo de picadura para los nadadores, lo que es especialmente peligroso para los adultos y los niños que son alérgicos a las abejas. Las trampas para avispas y un sistema de filtro son esenciales para mantener la piscina libre de abejas.

Corydalus cornutus

Los corydalus cornutus son plagas que ponen sus huevos en el agua estancada o en el agua de las piscina. Las larvas son plagas que nadan de 2 a 3 pulgadas de tamaño (5 a 7,5 cm). Su presencia en las piscinas se convierte en un problema, ya que pueden morder a los nadadores si son amenazadas o mal tratadas, de acuerdo con el sitio web de la Universidad Estatal de Ohio. La mordedura no es peligrosa y no presenta un riesgo de infección, pero es dolorosa. El mantenimiento de la piscina y los tratamientos regulares con químicos ayuda a matar a la corydalus cornutus y evita que las larvas se conviertan en un problema.

Barqueros y Notonéctidos

Los barqueros son compañeros habituales en las piscinas. Estos nadadores pequeños y rápidos invernan en piscinas a menos que el agua se mantenga a un nivel químico que los mate. No son una amenaza para los bañistas. Los notonéctidos , por otra parte, son problemáticos, y con un aspecto muy similar al de los barqueros. Los notonéctidos, como los corydalus cornutus, muerden. La página web de la Universidad Estatal de Ohio compara la sensación de la picadura con la de una abeja. Los notonéctidos se pueden controlar con los tratamientos químicos adecuados.

Chinche de agua gigante

La chinche de agua gigante es poco probable que se presente en una piscina a menos que los tratamientos químicos sean generalmente descuidados. Estas plagas son de 2 pulgadas de largo (5 cm) o más y mueren rápidamente cuando se retiran del agua. Sin embargo, los bichos gigantes de agua muerden duro cuando se manejen o se perturban, y se deben quitar con una red o con guantes para evitar encuentros dolorosos. Los niveles de cloro lo suficientemente altos como para matar a los insectos pueden ser perjudiciales para los bañistas, pero los tratamientos regulares de choque de cloro ayudan con los problemas de plagas y evitan el aumento de los niveles de cloro.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles