Salud

Problemas de la malla para hernia

Escrito por diane stresing | Traducido por priscila caminer
Problemas de la malla para hernia

Las mallas para hernias pueden encontrarse de varios materiales.

Ready for surgery image by DGGallery from Fotolia.com

Según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Gastrointestinales endoscópicos, alrededor de 600.000 operaciones de reparación de hernia se realizan en los EE.UU. cada año. Las operaciones se pueden llevar a cabo utilizando técnicas quirúrgicas convencionales o "abiertas" o por cirugía laparoscópica, que generalmente implica una incisión más pequeña. La gran mayoría de las cirugías se realizan para insertar un parche de malla para reparar o "cerrar" la abertura en la pared abdominal.

Otras personas están leyendo

Posibles complicaciones

Después de la cirugía, algunos pacientes experimentan hinchazón debido al líquido atrapado dentro o alrededor de la inserción de la malla. En algunos casos, el líquido se disipa sin intervención médica. En otros casos, el médico puede necesitar drenar el líquido (por lo general un procedimiento en el consultorio). Algunos pacientes desarrollan infecciones después de la cirugía. En muchos casos, estas infecciones pueden ser tratadas con un breve curso de antibióticos y no se repiten. Algunos informes confirmados se han hecho en relación a las mallas implantadas quirúrgicamente que se desprenden, permitiendo una recurrencia de la hernia. Si bien las complicaciones son relativamente improbables, cualquier dolor o hinchazón inesperado dentro y alrededor de la hernia tratada debe ser examinado por tu médico. La fiebre también puede indicar una complicación que requiera tratamiento médico, ponte en contacto con tu médico si tienes fiebre después de la cirugía.

Recurrencia, poliéster y otros problemas con la malla

En 2006, la FDA de los EE.UU. retiró los productos para procedimientos con malla quirúrgica debido a que las capas se pueden separar, y cuando la capa de polipropileno se exponía a la del intestino, los pacientes tenían un mayor riesgo de adherencias y fístulas intestinales. En 2005, la FDA de los EE.UU. retiró los parches de malla Composix Kugel , ya que pueden romperse y causar perforaciones intestinales o fístulas. El retiro de productos Composix se amplió en 2006 y 2007 para cubrir otros modelos de productos. Aunque una serie de problemas, y recurrencias del material de la malla se han producido en los últimos años, la reparación de una hernia abdominal con malla sigue siendo el método preferido. Un estudio publicado en el año 2000 comparó a pacientes que tenían una reparación con malla para hernia con los que tenían una reparación con sutura. Tres años después de la cirugía, el 43 por ciento de los pacientes que habían tenido una reparación con sutura presentaron recidiva de hernia, en comparación con el 24 por ciento de aquellos cuyas hernias se repararon con mallas. Un estudio a largo plazo realizado en el Baystate Medical Campus Center de la Tufts University School of Medicine en Massachusetts concluyendo en 1994 encontró que el uso de malla de poliéster multifilamentada resultó en una tasa significativamente mayor de complicaciones por paciente, incluyendo las infecciones y hernias más recurrentes, sin embargo, la técnica de colocación no influía en la evolución del paciente. El estudio concluyó que la malla de poliéster ya no debe ser utilizada para la reparación de la hernia incisional.

¿Qué es una hernia?

Aunque la mayoría de las cirugías involucran a las hernias abdominales, el término "hernia" puede referirse a cualquier lugar del cuerpo donde parte de un órgano sobresalga a través de una zona debilitada o a un desgarro en la pared muscular. Con una hernia abdominal, el tracto intestinal puede ser "capturado" en la parte herniada de la pared abdominal.

Reparación de la hernia

La mayoría de las hernias requieren cirugía. La cirugía de hernia por lo general requiere cambiar la posición de la parte del órgano que sobresale de la abertura y luego de cerrar la abertura.

Historia de la malla de hernia

En la década de 1800, los médicos señalaron que se necesitaba de un material artificial para reforzar las paredes del abdomen después de un traumatismo o cirugía. Fue un siglo más tarde, en 1959, cuando Francis Usher introdujo una malla de polietileno. Hoy en día, los materiales de malla biomédicos se clasifican sobre la base de las características físicas del material, más importante aún, por el tamaño del poro y porosidad relacionada.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media