Problemas de la máquina de coser Pfaff

Escrito por katelyn lynn | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las máquinas de coser Pfaff se fabrican en Alemania para satisfacer una amplia variedad de necesidades de costura. Las máquinas Pfaff son conocidas por su IDT (Canal Dual Integrado) que garantiza que la tela pase a través de los dientes de arrastre de manera uniforme para evitar arrugas. Con el mantenimiento adecuado, puedes disfrutar de años de funcionamiento sin problemas para coser con tu Pfaff. Sin embargo, en ocasiones, todas las máquinas de coser experimentan problemas menores que pueden remediarse con sólo un poco de conocimiento.

Otras personas están leyendo

Costura desigual

Si encuentras puntos salteados, la tensión podría necesitar un ajuste. Comprueba la tensión en la bobina y en el hilo de la aguja y asegúrate de tirar el hilo correctamente. En caso de duda, consulta el manual de instrucciones para asegurarte de que el hilo se tense a través de la bobina correctamente.

Hilo

Usa un hilo de alta calidad. El hilo de bajo costo, tiene defectos y nudos que se atoran en el ojo de la aguja y causan un punto por debajo del estándar y, posiblemente, causen la rotura de la aguja. Un buen hilo para las máquinas de coser Pfaff tiene que ser de una mezcla de poliéster de calidad y lo puedes encontrar en la mayoría de las tiendas de tela.

Fruncido

Si usas tu Pfaff para hacer un fruncido, utiliza sólo hilo elástico en la bobina. Para un fruncido elástico, tendrás que cerrar la bobina con la mano, y asegurarte de enrollar el hilo elástico ni muy apretado, ni demasiado flojo. Puede que sea necesario aflojar la tensión del hilo cuando uses un fruncido poco elástico, dependiendo del modelo de tu Pfaff, pero en caso de duda, consulta el manual de instrucciones.

Mantenimiento

Para ayudar a mantener tu Pfaff funcionando sin problemas, limpia y lubrica la máquina aproximadamente cada 10 a 15 horas de uso. En general, usa un aceite transparente y blanco hecho especialmente para tu modelo de Pfaff. Siempre usa un paño suave y limpio para limpiar tu Pfaff, nunca uses abrasivos fuertes o cualquier cosa que contenga amoniaco. Para limpiar los dientes de arrastre y quitar la pelusa de todo el área de la bobina, usa un pequeño pincel y asegúrate de no tirar más pelusa a la máquina.

Quiebre de aguja

Si rompes agujas, asegúrate de que la aguja esté correctamente ubicada. Otras causas de la rotura de agujas puede ser una aguja doblada, que golpea la placa de aguja, la caja de la bobina no está correctamente insertada, o la aguja es demasiado gruesa o demasiado fina.

Puntada seleccionada

Si tu Pfaff no cose una puntada seleccionada, trata de cambiar la máquina a la posición de apagado, espera de 10 a 15 segundos y luego enciende la máquina de nuevo para intentar seleccionar la puntada.

Alimentación irregular

Si tu Pfaff no pasa la tela correctamente, o no la pasa del todo, asegúrate de que los dientes de arrastre no estén bajos. Otra causa de problemas de alimentación puede ser que haya pelusa entre los dientes, y se puede remediar sacando la placa de agujas y usando un pequeño pincel para limpiar los dientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles