Problemas en un motor V10 de Ford

Escrito por richard rowe | Traducido por adrian aguado galindo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas en un motor V10 de Ford
El error fatal del motor de Ford radica en las roscas de las bujías. (engine image by goce risteski from Fotolia.com)

El motor Ford V10 de 6.8 litros (413 pulgadas cúbicas instalado en las camionetas de la series E y F) es parte de la familia de motores modulares de la compañía (de 1991 a la fecha), y representa una gran evolución en cuanto a diseño. Una manera de pensar en este motor V10 es como si fuera un V6 de 4.0 litros con cuatro cilindros extra, o como si fuera un V8 de 5.4 litros con dos cilindros de más.

Otras personas están leyendo

Diseño básico

El motor V10 de Ford posee un monobloque de hierro con cabezales diseñados en aluminio que utilizan una bujía de montaje central y una ignición directa. Casi todos los trenes de válvulas y los componentes son los mismos que se usan para el motor de 5.4 litros, haciendo que el diseño sea bastante robusto y fácil de reparar. Sin embargo, muchos de los motores fabricados entre 1997 y el 2008 poseen un defecto fatal en el cabezal de los cilindros.

Falla de diseño

Los cabezales de aluminio de dos válvulas para los V8 de 4.6 litros y el 5.4 litros y para el V10 de 6.8 litros (fabricados en la planta de Ford ubicada en Windsor, Ontario, no deben confundirse con los del 2005 que tienen 3 válvulas en los cabezales) poseen un error fatal en las roscas de las bujías. Al estar hechas de un metal suave, el aluminio no posee mucha fuerza inherente, sin mencionar que se expande a un radio diferente que las bujías de acero que se instalan en él. Ford colocó las bujías de su V10 en el fondo de un pozo de 5 pulgadas (13 centímetros) de profundidad y sólo con espacio suficiente para cuatro giros de rosca a los que se confían la sujeción de la bujía al cabezal del cilindro.

La falla

Después de un ciclo de calentamiento repetitivo, la bujía, en pocas palabras, se suelda a sí misma a las roscas, debilitando así al material y cambiando el centro de soporte de carga. El resultado final de esta falla de diseño es que muchas de las bujías posteriores en los cabezales de los cilindros tienden a separarse de manera aleatoria del bloque mientras se conduce, o bien se atoran en su sitio si se trata de removerlas. Cuando el acero rígido se pega al aluminio suave, este último cederá primero de manera inevitable. El resultado final es que la cabeza de las bujías barre la rosca del aluminio, dejando un agujero liso al que no puede volverse a instalar una bujía.

Reparaciones en fábrica

Ford cubre este problema del motor bajo su garantía (boletín de servicio TSB 07-21-2). Sin embargo, si tu motor falla una vez que expire la garantía, serás tú el responsable de las reparaciones. Ford lanzó un kit de reparación llamado Lock-and-Stitch (Asegura y une) que permite al propietario instalar un inserto de aluminio en el sitio donde debería estar la rosca para la bujía. El kit incluye herramientas, materiales y procedimientos de instalación específicos.

Advertencia

El kit de Ford funcionará, pero instalar insertos de rosca hechos en aluminio en el sitio donde ya había una rosca defectuosa hecha de aluminio es repetir el error. Algunos kits con insertos de acero están disponibles en las refaccionarias y tienen el mismo costo, y funcionan como una solución para el problema de Ford y el aluminio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles