Salud

Problemas de próstata y asientos de bicicleta

Escrito por christy callahan | Traducido por alejandro schaller
Problemas de próstata y asientos de bicicleta

Algunos asientos de bicicleta están diseñados para aliviar la presión sobre la próstata.

homme sur son vélo qui regarde la mer image by bacalao from Fotolia.com

Los asientos de bicicletas no son siempre confortables, particularmente si paseas durante horas. Los asientos tradicionales tienen una porción alargada característica, llamada “nariz”, que puede ejercer presión sobre el perineo, el cual está sobre la próstata. La presión prolongada de un asiento de bicicleta puede conducir al entumecimiento así como también a problemas de salud tal como infertilidad. Si bien andar en bicicleta no está directamente relacionado con los problemas de próstata, consulta a tu doctor si lo haces frecuentemente o experimentas síntomas de agrandamiento de próstata.

Otras personas están leyendo

Próstata

De acuerdo con el centro médico de la universidad de Maryland, la próstata es una glándula sexual del tamaño de una nuez que se encuentra exclusivamente en los hombres. Envuelve el cuello de la vejiga y la uretra, que conduce la orina desde la vejiga. Tanto muscular como glandular, segrega un fluido alcalino que forma parte del fluido seminal, o fluido que lleva la esperma. El agrandamiento de próstata, llamado hiperplasia prostática benigna, o BPH, habitualmente ocurre en hombres mayores, según MayoClinic.com, y puede ocasionar problemas urinarios. Prostitis, o inflamación de la próstata, también puede conducir a preocupaciones de fertilidad.

Asientos de bicicleta

El asiento de bicicleta normal tiene una “nariz” que presiona sobre el perineo, que está ubicado entre el ano y los genitales. Debajo del perineo se encuentran nervios importantes para las funciones sexuales y urinarias; el nervio pedundal provee una realimentación para los genitales externos así como también para la vejiga y el recto. Si pasas muchas horas en un asiento tradicional de bicicleta, puedes estar ejerciendo una presión poco saludable sobre estos nervios. Según el centro médico de la universidad de Maryland, andar en bicicleta puede comprimir el perineo y conducir a la impotencia y otras dolencias. Afortunadamente, la mayoría de los fabricantes ofrecen opciones de asientos que pueden reducir el estrés en tu cuerpo y los riesgos de problemas de próstata e infertilidad.

Investigación

Un artículo de marzo de 2005 en “urología europea” discute las lesiones que pueden derivarse de andar en bicicleta de manera prolongada. El artículo indica que, aunque andar en bicicleta puede ser un deporte saludable y beneficioso, pueden ocurrir algunas lesiones al sistema urogenital. Se halló que el entumecimiento de los genitales era el más común, detectado entre el 50 y el 91 por ciento de los ciclistas, seguido por disfunción eréctil detectada entre el 13 y el 24 por ciento. El agrandamiento de próstata no es una de las lesiones mas comunes, siendo informada como una de las de menor frecuencia de ocurrencia.

Antígeno específico prostático

Estudios recientes han demostrado que andar en bicicleta, inclusive en un nivel profesional, no conduce a aumentos en el antígeno específico prostático – una proteína producida por la glándula prostática. Cuando este antígeno es elevado, puede indicar dolencias de próstata, como el cáncer. Un estudio publicado en junio del 2003 sobre “urología” evaluó 33 hombres antes y después de un recorrido en bicicleta de 13 millas (20,93 km). El estudio no encontró diferencias relevantes en los niveles del antígeno específico prostático, así como tampoco en otras mediciones de hormonas y flujo de orina. Se les pidió a los ciclistas que completen un recorrido de 300 km. Aparte de una disminución en los niveles de testosterona luego del recorrido, el estudio no encontró diferencias relevantes en los parámetros de antígeno específico prostático y medición de flujo de orina.

Prevención / solución

Si bien los estudios no relacionan andar en bicicleta con enfermedades prostáticas específicas, la presión de los asientos tradicionales puede crear problemas tanto para los hombres como para las mujeres. Afortunadamente, existen varios tipos de asientos que pueden ayudar a aliviar la presión y prevenir lesiones. Busca asientos con una silla dividida, o uno con un espacio en el área que normalmente ejercería presión sobre el perineo. Existen opciones más extremas como los asientos “sin nariz”, “luna” y “fácil” que son geométricamente distintos a un asiento habitual.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media