Problemas relacionados con la presión arterial baja

Escrito por casey kanen | Traducido por alejandro moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas relacionados con la presión arterial baja
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La presión arterial baja, también conocida como hipotensión, está comúnmente asociada con una lectura de presión arterial debajo de 90/60. Estos números representan las dos etapas de presión en las paredes arteriales: sistólica (contracción) y diastólica (liberación). La hipotensión tiene como resultado diversos efectos adversos que incluyen mareos, desmayos, falla renal y shocks. La hipotensión combinada con anormalidades en la frecuencia del pulso del corazón también puede ser un indicador de mayores complicaciones en la sangre, corazón o nervios.

Otras personas están leyendo

Hipotensión postural

La hipotensión postural es una complicación cardíaca que causa baja presión arterial. Típicamente cuando te sientas o acuestas por un período extendido de tiempo, la sangre se acumula en las piernas. Al levantarte, el cerebro le da la señal al corazón para incrementar su pulso y compensar la sangre desplazada. Formas diferentes de hipotensión postural, como hipotensión ortopédica, causan que el corazón permanezca letárgico y sea incapaz de compensar adecuadamente. Esto comúnmente resulta en mareos y en desorientación.

Funcionamiento defectuoso

La baja presión arterial combinada con una alta frecuencia de pulso usualmente es indicativa de un funcionamiento defectuoso en el cerebro y corazón. A medida que el corazón late más rápido, comienza a esforzarse en un intento de bombear sangre a las extremidades del cuerpo. Combinado con la presión arterial baja, puede ser un precursor de complicaciones serias que pongan la vida en peligro como falla renal, paro cardíaco o shock.

Eliminación inapropiada de desechos

Si no hay suficiente sangre que llegue a los riñones, estos no eliminarán los desechos de manera adecuada. Normalmente, los riñones filtran las impurezas como la urea y la creatinina de la sangre, donde pueden ser eliminadas a través de la excreción natural. La presión arterial baja puede dificultar este proceso, dejando a los riñones incapaces de eliminar adecuadamente las impurezas de la sangre. Como resultado, se acumulan con el tiempo en el sistema circulatorio.

Shock

El shock es uno de los problemas más peligrosos relacionados con la baja presión arterial, particularmente porque puede ser fatal. Los síntomas asociados con el shock incluyen pulso débil, labios y uñas azulados, dolor de pecho, sudoración, ansiedad, confusión y piel fría y húmeda. El shock debe tratarse inmediatamente para prevenir daño a los órganos principales, incluyendo el corazón, el hígado, el corazón, los pulmones y los riñones.

Precaución

Habla con un doctor si estás experimentando ataques de mareos, desmayos, dolor de pecho y fatiga. Un doctor puede ser capaz de recetar medicamentos o tratamiento alternativo para combatir la presión arterial baja. No ignores los síntomas, ya que hacerlo puede resultar en complicaciones más serias en un período de tiempo posterior.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles