Procedimientos para el llenado de cilindros de oxígeno

Escrito por tom wagner | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Procedimientos para el llenado de cilindros de oxígeno
Se debe tener gran cuidado al llenar los cilindros de oxígeno debido a los peligros inherentes al procedimiento, algunos de los cuales pueden ser fatales. (old oxygen cylinder image by cegli from Fotolia.com)

Se debe tener gran cuidado al llenar cilindros de oxígeno debido a los peligros inherentes al procedimiento, algunos de los cuales pueden ser fatales. Por ello, la tarea debe ser realizada únicamente por profesionales médicos especializados (terapeutas respiratorios específicamente), por auxiliares de los profesionales médicos (paramédicos y bomberos con entrenamiento especial) o los que trabajan para las compañías de suministros médicos y están calificados.

Otras personas están leyendo

Almacenamiento adecuado de cilindros H

Todos los cilindros de oxígeno deben ser almacenados en un área limpia a temperatura ambiente y en una posición vertical para evitar que la materia particulada se acumule alrededor de la abertura del cuello o de la válvula. La apertura de la válvula debe taparse. Para "romper" el cilindro H para comprobar la presurización, asegúrate de que esté vertical; apunta la apertura de la válvula lejos de tu cuerpo y haz que nadie se acerque. Si el regulador está ya conectado a la apertura de la válvula, abre la misma lentamente al principio para presurizar el regulador ya que puede dañar el dispositivo. No utilices ninguna herramienta para abrir un cilindro H; hazlo con la mano. Si la válvula no se abre, el depósito está defectuoso.

A los cilindros médicos se les debe realizar pruebas hidrostáticas cada cinco años. La fecha de cada prueba se registra directamente en la botella. Antes de llenar los cilindros, fíjate que hayan sido probados.

Nota: los cilindros H más utilizados en los hospitales se llenan desde un decantador de almacenamiento de oxígeno líquido.

Antes de llenar un cilindro H

Revisa la apertura de la válvula por desechos y limpia cualquier suciedad (esto generalmente se logra simplemente "apretando" del cilindro con fuerza y ​​brevemente si la presión se mantiene dentro), y si los residuos no se pueden quitar fácilmente, etiquétala como OOS (siglas en inglés para fuera de servicio) e informa el número del cilindro a la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Inspecciona los daños en el cilindro, la corrosión, las reparaciones ilegales o las marcas inapropiadas. Examina la válvula y el regulador para asegurarte de que cumplan con las especificaciones y estén en buenas condiciones.

Si no estás seguro del procedimiento a seguir o sucede algo que no esperas, detenlo y ponte en contacto con tu supervisor u otra persona calificada antes de continuar. El potencial de explosión hace que esta tarea sea muy peligrosa si no se realiza correctamente.

Llenar un cilindro desde otro cilindro H (llenado de transferencia)

Conecta la válvula de llenado de la unidad de almacenamiento al cilindro; aprieta sólo con la mano. Manteniendo el cilindro en posición vertical, colócalo en un contenedor blindado si hay alguno disponible.

Comienza a llenar la botella vacía de un cilindro que tenga una presión más alta. Abre la válvula lentamente. Una vez que esta última esté completamente abierta, abre la válvula de llenado, pero sólo parcialmente, lo que permitirá una lenta tasa de relleno (que no exceda los 200 PSI por minuto, según lo registrado en el medidor de presión) para evitar la ruptura de la botella vacía o la línea de llenado. Se oye un silbido que se detendrá cuando las presiones se igualen.

El cilindro de carga nunca debe calentarse al tacto, lo que indica una velocidad demasiado rápida de relleno, aunque no es raro que pueda calentarse ligeramente. Si la botella se calienta demasiado, cierra la válvula de llenado y deja que se enfríe. Recuerda la Ley de Boyle: cuando un gas caliente se enfría dentro de un recinto cerrado, disminuye la presión. Trata de mantener el cilindro de carga lo más fresco posible.

Una vez que la presión entre los tanques se iguale (pare de silbar), sigue los mismos pasos en orden inverso para desenganchar la botella de llenado primero y adjuntar la válvula de llenado para el siguiente cilindro con una presión más alta que la del que se está llenando. Repite este procedimiento hasta que el cilindro se llene a 2000 psi.

Cuando hayas terminado con estos pasos, cierra la válvula del cilindro de llenado y, a continuación, abre la válvula de desahogo en la línea de cascada. Si utilizas un escudo, es seguro abrirlo en este momento y desconectar la válvula de llenado de la botella de recarga.

Cubre la abertura de la válvula en cascada con un gorro de plástico y almacénalo de forma segura, y luego completa la tabla de uso en la estación de llenado. Antes de fijar el regulador a la botella llena, inspecciona la apertura de la válvula en busca de residuos. Aprieta el regulador en su lugar, colocando la válvula lejos de ti o de cualquier otra persona, y ábrela lentamente para comprobar que no hayan fugas; revisa la lectura del medidor para ver si concuerda con el indicador en la estación de llenado. Si no es así, informa a tu supervisor que el indicador de llenado puede requerir recalibración. Cierra la válvula; saca la presión del regulador y sácalo de la botella, y luego guarda el cilindro correctamente.

Nota: el llenado del cilindro a su capacidad nominal no es posible con el proceso de llenado de transferencia.

Llenar un cilindro de un tanque de almacenamiento de oxígeno líquido (llenado por decantamiento)

Para evitar las chispas de electricidad estática, el uso de zapatos con suela de goma es obligatorio. Debido a la congelación excesiva y rápida probable con los decantadores líquidos, deben usarse guantes gruesos. Las directrices más estrictas pueden requerir el uso de guardapolvos, protecciones para los ojos y para los oídos. No deben haber llamas y no se debe fumar por lo menos a 200 pies (60,96 m) alrededor de la estación de llenado.

Conecta la válvula de llenado de la unidad de almacenamiento líquido en el cilindro; aprieta solo a mano. Manteniendo el cilindro en posición vertical, colócalo en un contenedor blindado si hay alguno disponible. Si hay un escudo de metal, asegura la parte superior antes de que el llenado comience. La mayoría de los tanques de almacenamiento de oxígeno líquido de los hospitales no tienen ningún área protegida, pero se mantienen a una distancia segura de las áreas pobladas en caso de explosiones de cilindros, que son muy raras pero posibles.

El procedimiento de llenado es básicamente el mismo, excepto que la línea de llenado está equipada con una válvula de desahogo y debe ventilarse en un área abierta. Una vez que comienza el llenado, mira a ver si hay fugas en la línea y en válvulas. Si las hay, detén el procedimiento de llenado antes de apretar las conexiones o podrá resultar en un incendio.

Observa el medidor con cuidado, de manera que no permitas que la presión del cilindro supere los 2.300 PSI. Cierra la válvula del cilindro y la línea de llenado. Purga la línea de llenado antes de separarla del cilindro. Una vez que la válvula de llenado sea retirada, revisa el cilindro en busca de fugas y registra el procedimiento en la tabla de uso de aire comprimido.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles