Cultura y ciencia

Procedimientos de la prueba neumática

Escrito por lynda lanford | Traducido por luciano ariel castro
Procedimientos de la prueba neumática

Las tuberías neumáticas demandan estrictos controles de seguridad.

Hal Bergman/Photodisc/Getty Images

La prueba neumática es un procedimiento que utiliza la presión del aire para testear las tuberías de fuga. Este método no sólo sirve para identificar fugas, sino también para limpiar y secar el sistema de tuberías, permitiendo que la tubería quede lista al final del testeo. La prueba neumática se utiliza cuando otros métodos no son factibles; por ejemplo, en caso de congelamiento, el testeo con agua se ve imposibilitado.

Seguridad

Hal Bergman/Photodisc/Getty Images

Cuando la prueba está en curso, todo el personal de la estación debe alejarse del área de prueba. El personal involucrado en la tarea debe ubicarse detrás de una barrera para asegurarse, y el lugar debe marcarse como un área peligrosa. Los lugares de tránsito pesado y por los que circulan peatones deben ser previamente notificados para poder realizar la prueba. Las fugas o rupturas durante la prueba pueden resultar en daños a la propiedad o lesiones graves. Todas las tuberías en la sección de prueba deben ser verificadas antes de la prueba, de modo que no se produzcan movimientos. Antes de comenzar la prueba, el personal también debe asegurarse de que todas las conexiones de prueba han sido correctamente instaladas, las válvulas de cierre finales son estables, cualquier relleno está en su lugar y compacto y las soldaduras han sido enfriadas. El personal que participe en las pruebas debe llevar equipo de protección en los ojos y los oídos.

Procedimiento de la Prueba

Hal Bergman/Photodisc/Getty Images

El ingeniero del proyecto determina la presión máxima a utilizar en la prueba y la tubería que se pondrá a prueba. La longitud recomendada de prueba no debe ser mayor de 400 pies (122,92 metros). Todas las aberturas que no estén cerradas por las válvulas deben cubrirse con una brida ciega de 150 libras (68,18 kilogramos) u otro tipo de cobertura adecuado. No es necesario conectar todos los drenajes y rejillas de ventilación para la prueba y tampoco abrir todos los sectores que no participan en las prueba a la atmósfera. El director del proyecto determina la presión de apertura de la prueba, que suele ser de 25 libras (11,33 kilogramos) por pulgada cuadrada (psi), y se mantiene por un mínimo de 10 minutos. Las fugas detectadas durante esta fase de la prueba harán que la prueba se detenga. Luego se aumentará la presión por incrementos de 25 psi por intervalos de cinco minutos cada uno. Cuando la presión máxima se alcanza, se mantiene durante 10 minutos. Finalmente se reduce la presión a 100 psi y se la mantiene durante 24 horas. En ese momento, se elimina la presión, con cuidado alrededor del escape de vapor, la suciedad y el ruido.

Finalizando el procedimiento

Hal Bergman/Photodisc/Getty Images

Una vez completada la prueba, se realiza una o ambas de las siguientes formas de acuerdo con el protocolo: Presión / Hoja de Prueba de fugas (ES-MPS-706a) o la presión y el registro de temperatura (EN-MPS-706b). El ingeniero del proyecto determina el lugar adecuado para presentar los formularios. El gasoducto está listo para usar inmediatamente después de terminada la prueba.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media