Cómo procesar avena en el hogar

Escrito por kate sheridan | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo procesar avena en el hogar
Cómo procesar avena en el hogar. (Medioimages/Photodisc/Digital Vision/Getty Images)

Los colonos y pequeños agricultores pueden cultivar avena en suelos con abundante luz del sol, tanto en primavera como en otoño para una cosecha de dos temporadas. Incluso cuando se cultiva en pequeñas parcelas, la avena procesada en casa puede proporcionar comidas ricas en nutrientes para los seres humanos y los animales. Para la avena, el proceso incluye la cosecha, la recolección, la trilla, el tostado, el descascarillado o molido, y el aventado si planeas alimentar a los seres humanos. La mayoría de los animales, a excepción de los pollos, se comen la avena sin pelar y en paja. Algunos jefes de familia y agricultores también cultivan avena como cultivo de cobertura, o "estiércol verde" para nutrir y proteger el suelo durante el invierno y para cosechar y procesar lo que quede en pleno verano.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guadaña o una hoz
  • Trilla mayal
  • Hoja grande y limpia
  • Cestas de celemín
  • Pantalla o malla
  • Rebaba o molino de rodillos
  • Horno
  • Bandeja para galletas
  • Recipiente de almacenamiento de malla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Espera hasta que la avena esté madura, a unos 3 pies (91,44 cm) de alto para la mayoría de las variedades, antes de comenzar la cosecha. Cosecha tu avena cuando esperes por lo menos 24 a 48 horas de tiempo sin lluvia.

  2. 2

    Corta los tallos de avena con las cabezas de la planta intactas, utilizando una hoz o guadaña. Puedes utilizar las hierbas para forraje y las cabezas de avena limpias para la alimentación humana después de haber procesado la avena. La cabeza de avena típica aporta 30 o más granos dentro de su cubierta exterior u hojuela.

  3. 3

    Permite que las plantas de avena de corte, llamadas pajas de avena, se curen y sequen en el suelo por un día o dos. La avena retiene más humedad cuando están creciendo que los cultivos de muchos otros cereales y necesitará un mayor tiempo de secado.

  4. 4

    Reúne la paja de avena seca en paquetes sueltos o poleas. Un paquete debe ser del tamaño que lo puedas llevar fácilmente en un brazo. Combina dos manojos para formar una gavilla grande.

  5. 5

    Forma cinco piezas largas de paja de avena en un paquete. Tuerce las piezas unidas firmemente entre sí para formar una cuerda. Enrolla la cuerda alrededor de la mitad del paquete de avena y mete el extremo por debajo para asegurar. Repite el procedimiento para todos los paquetes o gavillas.

  6. 6

    Coloca las poleas en posición vertical con los fondos y las tapas hacia afuera para formas choques. Los choques son filas largas y estrechas de las poleas que se ejecutan en una dirección norte-sur. Esto permite un flujo de aire máximo para un secado más eficaz.

  7. 7

    Trilla las pilas de avena cuando estén completamente secas. Secar la avena puede tomar por lo menos dos semanas. Extiende una hoja grande y limpia en un parche plano de tierra seca. Desenlaza la gavilla de avena sobre la hoja. Desgrana o golpea la paja una y otra vez hasta que los granos de avena se separen de los tallos.

  8. 8

    Separa los granos de avena en sus cascos duros de la paja. Guarda la paja para la alimentación animal o para el abono.

  9. 9

    Afloja las cáscaras de avena en el horno si vas a comer la avena. Asa la avena en una bandeja para hornear en un horno a 180 grados durante 90 minutos. El casco se hinchará y comenzará a romperse con el molino de avena comestible dentro.

  10. 10

    Usa un molino de discos o un molino de rodillos para moler cuidadosamente la cáscara de avena lejos del molino. Recoge todo, molino y cascos, en cestas de celemín y cúbrelas con malla de cribado o hasta que esté lista para aventar.

  11. 11

    Espera a que haya un día seco y ventoso para separar, o aventar, tu avena y los cascos. Extiende una hoja sobre una superficie plana y seca. Saca tus cestas de celemín.

  12. 12

    Aventa la avena. Mezcla tus manos llenas de avena y suéltala en el aire. La brisa llevará lejos los cascos y los granos más pesados ​​caerán sobre la hoja.

  13. 13

    Recoge tu avena. Almacénala en un lugar fresco y seco, en un recipiente hecho de malla fina para permitir que el aire circule.

Consejos y advertencias

  • Puedes alimentarte a tí mismo y a tus animales plantando dos cultivos de avena cada año. Plántala en la primavera y coséchala en el otoño para el consumo humano. Cultívala en el otoño y permite que los animales forrajeen y se alimenten de la avena de cultivo como un cultivo de cobertura de pastos.
  • Los ratones y las ratas encontrarán y comerán tu cosecha si esperas demasiado tiempo para trillarla y aventarla. Planifica tus actividades de postcosecha para liberar tu tiempo para almacenar tu avena de manera segura y rápidamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles