El proceso de animación con plastilina

Escrito por rachel steinberg | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El proceso de animación con plastilina
Plastilina (pongo image by Renato Francia from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Introducción

“Wallace and Gromit,” “Robot Chicken,” y “Celebrity Death Match” son tres programas que parecen no tener nada en común, pero tienen un común denominador: todos son creados completamente con animación en plastilina.

La animación en plastilina es un cortometraje animado donde cada pieza (tanto los personajes como el fondo) está hecha de una sustancia como plastilina. La información más abajo ilustra los distintos pasos implicados en la producción de este tipo de cortos animados.

El proceso de animación con plastilina
Plastilina en colores brillantes. (pongo image by Renato Francia from Fotolia.com)

Comenzando

El primer paso y el más importante es la lluvia de ideas. Es ahí donde el artista desarrolla la línea de la historia, los personajes, los accesorios y los fondos. Él o ella también decide cuando durará la película. Uno puede querer crear un vídeo de cinco minutos, pero eso llevaría meses de producción. Treinta segundos es la mejor cantidad de tiempo, especialmente si es la primera vez que profundizas en esta forma de arte.

Después de la lluvia de ideas, se crea un guión gráfico que ilustrará cada escena de la película. Ésta, necesita incluir bocetos de objetos en movimiento (como un pájaro volando o gotas cayendo de una nube). Mientras se elabora este guión, es importante pensar como se hará cada movimiento en plastilina y como se puede modificar para encajar nuevas ideas.

Construyendo personajes y escenarios

Una vez que las ideas se dibujan en el guión gráfico, los personajes, los accesorios y los fondos deben construirse. En la animación con plastilina, los personajes están hechos de un material para modelar con base de aceite llamado plastilina. Es similar a la arcilla de modelar pero, a diferencia de ésta, la plastilina es suave y maleable, nunca se secará o se endurecerá, viene en gran variedad de colores, y nunca se pegará en las manos. Es con este material que las escenas dibujadas en la etapa de preparación cobran vida en tercera dimensión.

Es tentador construir figuras complicadas y muy detalladas, pero son una pesadilla para modelar. Los principiantes deben mantener sus personajes bajos, sólidos y simples. El fondo puede imprimirse en la computadora. Una vez que los personajes y el paisaje están creados, y la historia desarrollada, es hora de animar.

Dando vida a la historia

Filmar es un largo proceso que requiere una gran cantidad de paciencia. Los siguientes pasos son la forma más sencilla de producir una película de animación en plastilina. Apoya el paisaje contra la pared y coloca las figuras de plastilina delante. Toma una cámara digital, toma una foto de la escena, mueve la figura ligeramente, toma otra foto y repite el proceso hasta que toda la animación esté completada. Pon todos los cuadros en la computadora, ajusta la velocidad, y una vez que estés satisfecha con el resultado final, guárdalo como un GIF animado.

Consejos

Crear animaciones de plastilina cortas no es fácil. No serán perfectas en el primer intento pero mejorarán con la práctica y eventualmente podrían ser tan buenas (si no mejores) como “Wallace and Gromit”.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles