Pasatiempos

Proceso industrial para hacer tazas de cerámica

Escrito por nora zavalczki | Traducido por maria eugenia gonzalez
Proceso industrial para hacer tazas de cerámica

Las tazas de cerámica se hacen usando la técnica de colada de barbotina.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Las tazas de cerámica son ideales para café o té y pueden ser lisas o personalizadas. Las jarras de cerámica se hacen usando un torno de alfarero, la técnica a mano, o por colada de barbotina en moldes. La fabricación de tarros a mano en un torno de alfarero lleva mucho tiempo y no es tan práctica como la colada, ya que los jarros que se hacen tienen diferentes tamaños y formas regulares. El proceso industrial usado para hacer tazas de cerámica es a través de colada de barbotina en moldes.

Otras personas están leyendo

El patrón

La primera etapa del proceso industrial de fabricación de tazas de cerámica es hacer un patrón de yeso o plástico. El plástico es más recomendado ya que no se destruye cuando se hacen los moldes. Los moldes de yeso se destruyen cuando se hacen varios juegos de moldes. El patrón puede ser hecho a mano o tallado en un bloque de material, tiene todos los detalles y se ve como el producto terminado.

Moldes

Los moldes de yeso son necesarios para reproducir las tazas de cerámica. Se preparan varios moldes para que pueden vaciarse varias tazas al mismo tiempo y aumentar la productividad. Los moldes se hacen a semejanza del patrón y tienen varias partes, por lo general dos mitades para el cuerpo de la taza y dos mitades para las asas.

Colada de barbotina

Las tazas de cerámica se fabrican usando porcelana, barro o gres. El material se diluye en agua hasta que la arcilla se vuelva líquida. La arcilla se vuelca en los moldes de yeso. Llenar un molde con arcilla lleva menos de un minuto. La arcilla se deja endurecer y el molde de yeso absorbe la humedad del material. Cuando la arcilla endurece, se quitan los moldes.

Cocción de las tazas

La cocción de las tazas de cerámica se realiza cunado la arcilla está completamente seca. Pueden cocerse cientos de tazas en un horno grande que tenga varios estantes. La temperatura de cocción depende de la arcilla usada para hacer las jarras: la porcelana requiere temperaturas de hasta 2.600 grados Fahrenheit (1.430 grados Celsius), mientras que el barro requiere temperaturas por debajo de los 2.100 grados Fahrenheit (1.150 grados Celsius). El tiempo de horneado es de entre 2 a 12 horas, dependiendo del tipo y tamaño del horno. Inmediatamente después de terminada la cocción, las tazas están extremadamente calientes, por lo que deben retirarse algunas horas después usando guantes gruesos.

Esmaltado y segunda horneada

La etapa final de la fabricación de jarros de cerámica es el esmaltado, que se realiza cuando las tazas ya no están calientes. Los esmaltes les dan color y brillo a las tazas; éstas pueden ser de un color liso o tener diseños y dibujos. Después de aplicar los esmaltes, las tazas son horneadas nuevamente. Las temperaturas del horno dependen de la clase de esmalte y del material usado para fabricar las tazas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media