Cómo producir tu propio producto alimenticio

Escrito por mark s. baker | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo producir tu propio producto alimenticio
Tu tienda de comestibles local puede ser una gran aliada cuando decidas lanzar tu producto alimenticio. (Danilin/iStock/Getty Images)

El proceso de tomar un alimento que has diseñado y perfeccionado con el tiempo en tu cocina y convertirlo en un producto que puedes poner en el mercado y venderlo requiere de una detallada preparación y planificación. La clave para producir tu propio alimento incluye comenzar de a poco, generar un interés local, seguir las regulaciones legales adecuadas y los estándares higiénicos, garantizar un establecimiento donde se realice la producción y empacar tu producto, y desarrollar una manera consistente de llevarlo al mercado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Crea recetas que usarás para hacer tu alimento y ajústalas para que puedas producirlo a nivel de masas, de manera que soporten viajar largas distancias y sean estables para estar en las repisas durante semanas y meses a la vez. Comienza de a poco, concentrándote en un nicho particular, como salchichas, jamón o alimentos horneados, puedes expandir tu línea de producción más tarde si así lo quieres.

  2. 2

    Genera un seguimiento local. Vende tus productos en eventos locales, como ferias de granjeros, mercados de la pulgas y bazares de iglesias. Contacta al administrador de tu tienda local de alimentos y discute la posibilidad de poner tu producto en sus estantes. Prepárate para ofrecer muestras y discutir tus recetas y tus pasos de higiene.

  3. 3

    Consigue todas las licencias, permisos y certificaciones. Revisa con tu gobierno local, o la oficina de Administración de Pequeñas Empresas para saber qué tipo de licencias, como las licencias de venta de alimentos, o permisos, como una tarjeta de manejo de alimentos o una certificación ServSafe, necesitarás para producir tu alimento y venderlo.

  4. 4

    Asegura un espacio para una cocina comercial o contrata el trabajo de producción para hacer tu alimento con un empaque comercial; hacer estos artículos en tu cocina estará bien en el comienzo, pero a medida que tu negocio crezca, necesitarás incrementar el espacio de producción. Contacta a un agente de alimentos mediante el centro de extensión de tu universidad local o una asociación de marcas de comida para ayudarte a ubicar a un empacador que satisfaga tus necesidades específicas.

  5. 5

    Protégete contra las obligaciones de deudas de negocios y otros deberes formando una compañía de obligación limitada. Dispón las bases de tu compañía con la ayuda de un abogado de empresas o una compañía de auto servicio en línea. Dispón una cuenta bancaria que esté específicamente atada a tu negocio y no a tu cuenta personal, para protegerte contra cualquier obligación también.

  6. 6

    Crea un contenedor que llame la atención. Piensa en un nombre para tu producto que lo destaque de potenciales competidores. Desarrolla un contenedor que sea primordialmente funcional, pero que también atraiga la vista. Usa etiquetas que capturen la atención y que sean informativas al mismo tiempo. Incluye todos los ingredientes e información nutricional en tu etiqueta además de las indicaciones sobre alergias.

  7. 7

    Contrata una fuerza de trabajo estable si estás produciendo los alimentos tú mismo. Busca personas que tengan experiencia en la industria de servicio de alimentos y que compartan tu pasión por la comida. Pon avisos en publicaciones locales y revisiones de currículos. Realiza entrevistas personales con candidatos potenciales para encontrar personas que vayan bien con tu personalidad y ética laboral.

  8. 8

    Prepara un sitio web para vender tu alimento en línea. Usa un programa para hacer sitios web o haz que el sitio web sea desarrollado por un webmaster. El sitio debería contener una página que tenga información detallada sobre los productos que estás vendiendo. También debería haber una página de contacto con una dirección de correo electrónico, un número de teléfono y una dirección de correo, además de una página donde comprar el producto. Incluye todos los costos de envío y entrega cuando definas la estructura de precios. Invierte en herramientas de optimización de motores de búsqueda para conseguir que tu sitio web se encuentre mediante los principales motores de búsqueda. Usa un empaque a prueba de abolladuras y materiales que amortigüen al momento de despachar tus productos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles