Salud

Programas de ejercicio para niños de 12 a 14 años

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por valeria garcia
Programas de ejercicio para niños de 12 a 14 años

Los preadolescentes y adolescentes necesitan por lo menos 60 minutos de actividad física al día.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Los niños de doce años comúnmente se clasifican como preadolescentes, aunque su nivel de madurez física puede hacerlos indistinguibles de jóvenes adolescentes. Los adolescentes de 12 a 14 años requieren mucho ejercicio para mantener su salud y para establecer hábitos beneficiosos para el futuro. Con la ayuda de los adultos, pueden crear programas de ejercicio efectivo que enfatizan la diversión en lugar de las diarias y rígidas rutinas.

Otras personas están leyendo

Requisitos básicos

Los niños y adolescentes requieren al menos de una hora de actividad física cada día, según lo que establecen los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Dedica la mayor parte de esta asignación para ejercicios aeróbicos, los cuales permiten que trabaje el corazón y los pulmones. Caminar es un ejemplo moderado de actividad aeróbica, mientras que correr exige un esfuerzo más vigoroso. Los niños y adolescentes también necesitan realizar una actividad de fortalecimiento muscular como las flexiones de brazos o gimnasia por lo menos tres veces por semana. También necesitan participar en actividades de fortalecimiento óseo como correr o saltar la cuerda por lo menos tres días semanales.

Ventajas

Ya que los niños y adolescentes probablemente pasarán sus hábitos de ejercicio y actividad a la edad adulta, el establecer un buen programa tempranamente en la vida puede proporcionar importantes beneficios a largo plazo. Estos beneficios potenciales incluyen la prevención de la hipertensión arterial, mayor administración del peso, colesterol mejorado, circulación sanguínea mejorada, fuerza muscular mayor y una reducida posibilidad de pérdida ósea o enfermedades del corazón posteriormente en la vida. Los beneficios adicionales incluyen mejoras en la salud mental y perspectiva emocional, menor probabilidad de ansiedad o depresión, mayores niveles de energía, mejores patrones de sueño y mejor imagen de sí mismos.

Utilizando actividades divertidas

En lugar de establecer el tipo de programa de ejercicios que harías para un adulto, trata de que tu hijo aumente su participación en actividades dinámicas. Las actividades estructuradas que pueden ayudar a cumplir este objetivo incluyen la participación en deportes individuales o de equipo. Las posibles actividades no estructuradas incluyen la caminata, escalada y jugar con una mascota o amigos en un parque. Algunas áreas también ofrecen programas de grupo que pueden involucrar a toda tu familia en divertidas actividades que proporcionan beneficios para la salud sin el estigma potencial del "ejercicio".

Consideraciones

A menos que tu hijo esté severamente obeso, el aumento de la actividad física es preferible a reducir la ingesta de calorías. Muchos adolescentes con sobrepeso tienen el mismo consumo de calorías como sus contrapartes sin sobrepeso. Además, los niños y adolescentes necesitan mantener un cierto nivel de ingesta de vitaminas y nutrientes para apoyar sus cuerpos en desarrollo y el someterse a una dieta innecesariamente puede limitar esta entrada. Consulta a tu médico para obtener más información y asesoramiento.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media