¿Cuál es el pronóstico para el paciente con meningioma?

Escrito por dee davies | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es el pronóstico para el paciente con meningioma?
Sólo un 5% de los casos arrojarán un mal pronóstico. (Headache image by Friday from Fotolia.com)

Los meningiomas son tumores cerebrales por lo general benignos (no cancerosos). Las personas entre los 40 y 60 años son diagnosticadas con este tipo de tumores con mayor frecuencia; no obstante, los meningiomas pueden desarrollarse a cualquier edad, inclusive cuando se es niño. La Clínica Mayo afirma que es más probable que un meningioma se produzca en una mujer que en un hombre. El impacto que estos tumores cerebrales tienen a nivel individual es muy variable; ya que una determinada persona puede no mostrar síntomas, mientras que otra, puede sufrir malestares severos.

Otras personas están leyendo

Síntomas

Los síntomas de los meningiomas varían dependiendo de la ubicación del tumor en el cerebro. Por ejemplo; el paciente puede experimentar cambios en la visión si el meningioma se encuentra en o cerca del nervio óptico. Es probable que la persona note que sus dolores de cabeza son diferentes de lo que se considera "normal", debido a que se vuelven más severos con el tiempo, ocurren con más frecuencia y duran más tiempo de lo habitual. El paciente también puede sufrir de deficiencia auditiva, pérdida de memoria, dificultad para concentrarse o cambios de personalidad. Se ha informado que este tipo de tumores cerebrales también llegan a provocar debilidad en las extremidades y convulsiones. Pese a lo grave que puedan parecer estos síntomas, el pronóstico para los pacientes que superan los meningiomas es bastante favorable.

Factores de riesgo

Quienes han recibido tratamientos de radiación en la zona de la cabeza tienen un mayor riesgo de desarrollar meningiomas que los individuos que nunca han recibido tratamientos similares. Un diagnóstico previo de cáncer de mama aumenta el riesgo de desarrollar un meningioma. Las personas diagnosticadas con trastornos hereditarios del sistema nervioso y neurofibromatosis tipo 2, tienen un mayor riesgo de desarrollar meningiomas. Los antecedentes de cáncer generan un mal pronóstico debido al aumento en el riesgo de la recurrencia del tumor después del tratamiento.

Diagnóstico

Una vez que el médico cuenta con el historial médico y tras realizar un examen físico completo, puede que ordene una de las varias pruebas usuales de diagnóstico. El historial médico individual, los resultados de la exploración física y la evaluación de riesgos, determinará qué pruebas de diagnóstico se aplicarán. Una exploración con Tomografía Computarizada (TC), una Resonancia Magnética (RM) y algunas radiografías son todas medidas comunes para el diagnóstico de tumores cerebrales. Las biopsias dirán si el tumor cerebral es benigno o maligno. Si el tumor es maligno, la persona tiene cáncer y el pronóstico llega a volverse muy pobre. Por otra parte, el pronóstico de un meningioma benigno es bastante favorable.

Tratamiento

El enfoque del tratamiento a menudo varia dependiendo del tamaño y la localización del meningioma. Los tumores cerebrales no siempre requieren de tratamiento inmediato. La observación establecerá si un tumor cerebral benigno tiene signos de crecimiento o un comportamiento que pueda causar que el individuo comience a experimentar síntomas debilitantes. El pronóstico es muy prometedor para las personas que tienen meningiomas que no requieren de tratamiento inmediato. La extirpación quirúrgica es, por lo regular, bastante exitosa. De acuerdo con la Clínica Mayo, la terapia de radiación o radioterapia tiene éxito en el tratamiento de los meningiomas y es de gran ayuda cuando la cirugía no es una opción viable (es decir, cuando la ubicación del tumor genera un mal pronóstico).

Tipos

Existen tres tipos o grados de meningiomas. El 90% de los meningiomas son clasificados como de grado I; lo que significa que son benignos y crecen lentamente. Sólo el 7% de los tumores cerebrales de grado I se repiten dentro del lapso inmediato de 10 años después de la eliminación. El pronóstico para los individuos con meningiomas de grado I es muy favorable. Por otro lado, del 5 al 7% de los meningiomas son tumores de grado II. Estos crecen un poco más rápido y pueden reaparecer dentro de los cinco años posteriores a la eliminación. Si bien el pronóstico para los meningiomas grado II no es tan favorable como los del grado I, hay buenas probabilidades de recuperación. Únicamente del 3 al 5 % de los tumores son de grado III. Estos crecen rápidamente y suelen reaparecer durante los dos primeros años después de la eliminación. Las personas con tumores de grado III tienen un mal pronóstico debido a las altas tasas de recurrencia del tumor.

Pronóstico

El tamaño y la localización del meningioma, junto con la salud general del individuo, son factores importantes para el pronóstico. Por ejemplo, si el tumor se encuentra en el nervio óptico, es probable que el paciente experimente la pérdida total de la visión. Si tiene otro problema de salud debilitante, el riesgo de la cirugía puede ser mucho mayor que el beneficio. En general, el pronóstico para los individuos con meningiomas es muy bueno. El 80% de los tumores (particularmente los benignos) se extirpan con éxito mediante cirugía. 75% de estas personas no experimentarán recurrencia del tumor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles