Hobbies

Cómo hacer tu propia copla

Escrito por thomas colbyry | Traducido por paulina illanes amenábar
Cómo hacer tu propia copla

Este poeta del siglo XVIII, Alexander Pope, es conocido por su uso de coplas heróicas.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Las coplas han sido una característica de la poesía inglesa desde el siglo XIV, cuando Geoffrey Chaucer y otros absorbieron las influencias del verso francés e italiano. Los primeros escritores de sonetos ingleses Sir Thomas Wyatt y Henry Howard, Conde de Surrey, ayudaron a hacer de las coplas una característica permanente de la poesía inglesa. Muchos críticos creen que el mejor practicante de la copla en verso inglés fue Alexander Pope, que publicó su primera obra clásica, las "pastorelas", siendo un adolescente. La copla cayó en desgracia en el siglo XX, aunque Vladimir Nabokov escribió una novela titulada "Fuego pálido" que incluye un poema largo de coplas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona una métrica poética para tus coplas. El pentámetro yámbico es una opción común, sus líneas contienen diez sílabas. Estas diez sílabas constan de cinco yambos o unidades que constan de una sílaba átona seguida por una sílaba acentuada. Los críticos literarios se refieren a las coplas de pentámetro yámbico como copas heroicas. Ejemplos de coplas heroicas en poesía en inglés incluyen la traducción de John Dryden de la "Eneida", "London" de Samuel Johnson y "La vanidad de deseos humanos", obras de Alexander Pope y la épica John Keat "Endymion". El tetrámetro yámbico, la métrica de obras como "A su tímida amante" de Andrew Marvell es otra opción.

  2. 2

    Escribe la primera línea de la copla. Presta atención a la última palabra de la línea, ya que tendrás que rimarla más tarde. Los sustantivos son en gran medida las opciones más comunes para las palabras de la rima. Esto es porque es fácil concluir tu línea con el final de una oración o cláusula, la última palabra de las cuales suele ser un sustantivo. Sin embargo, un autor muy hábil de coplas puede a menudo utilizar un verbo u otras partes de la oración, como en el ejemplo siguiente del poema narrativo de Alexander Pope "Eloisa a Abelardo": "¡Qué feliz es la suerte de la vestal inmaculada! Olvidarse del mundo y por el mundo olvidada".

  3. 3

    Escribe la segunda línea de la copla. Esta última palabra de la copla tiene que rimar con la última palabra de la línea anterior, pero debes hacer que esto suceda de manera orgánica. Lee tantos ejemplos de poesía de copla como sea posible para averiguar cómo hábiles poetas han hecho que sus coplas rimen sin esfuerzo. Ve la primera estrofa del libro I del "Endymion" de Keat para obtener un ejemplo famoso de un verso de copla que fluye maravillosamente "Las cosas bellas son una alegría para siempre: su encanto se incrementa; luego, nunca se sumen en la nada; mas nos guardan una enramada plácida y un sueño lleno de dulces sueños y salud y calmo respirar. Por eso, cada día, trenzamos la corona florida que nos ate a la tierra, a pesar del desaliento, de la cruel escasez de caracteres nobles, de los días sombríos, de todos los caminos oscuros e insalubres que hemos de transitar: sí, a pesar de todo alguna forma bella retira la mortaja de nuestro oscuro espíritu: el sol, la luna, viejos árboles y otros jóvenes, cuyas ramas ofrecen un regalo de sombra a las simples ovejas; los narcisos y el mundo verdecido que habitan; los arroyuelos claros que son para sí mismos refrescante refugio en días de calor; los helechos que crecen en la mitad del bosque, salpicados de bella rosa mosqueta en flor: y el sino de grandeza que imaginamos para los muertos poderosos: encantadores cuentos que oímos o leímos: una infinita fuente de aguas inmortales que cae sobre nosotros desde el borde del cielo".

Consejos y advertencias

  • Ten cuidado de no usar rimas que suenen forzadas. William McGonagall, a quien muchos críticos identifican como uno de los peores poetas de todos los tiempos, es usualmente ridiculizado por esta razón. En su poema "Tragedia del Tay bridge", McGonogall escribe:
  • "Pero Boreas sopló un tremendo vendaval,
  • Que hizo a sus corazones amedrentar".
  • Los contemporáneos de McGonagalls se rieron de lo poco elegante de las palabras que usaba al final de las coplas y sus intentos vanos de escribir coplas siguen causando risas en los lectores de hoy en día.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media