Cómo hacer mi propia línea de productos para el cabello

Escrito por jody hanson | Traducido por vanina frickel
Cómo hacer mi propia línea de productos para el cabello
Aumenta tu perfil haciendo tu propia línea de productos para el cabello. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Fabricar tu propia línea de productos para el cabello es una manera de promover tu negocio y generar publicidad adicional cuando la gente vea los artículos en sus cuartos de baño en casa. Además, tener tu propia línea de productos para el cabello puede elevar tu salón y te dará una ventaja sobre los demás en la ciudad. En lugar de experimentar con hacer tu propio champú en la cocina, puedes obtener el producto de un proveedor y embotellarlo tú mismo. Hacer tu propia línea de productos para el cabello puede parecer abrumador al principio, pero en realidad puede ser más fácil de lo que piensas.

Instrucciones

  1. 1

    Elabora un presupuesto. Calcula cuánto puedes gastar en hacer tu propia línea de productos y el tiempo probable que tardarás en recuperar tu inversión. Evita la trampa de acabar con facturas que no esperabas del producto o las etiquetas.

  2. 2

    Haz una investigación de mercado. Averigua cuántas tiendas y salones cobran por su línea de cuidado del cabello. Pregunta a tus clientes si desean comprar tu línea de productos para el cabello, y cuánto estarían dispuestos a pagar por los artículos para tener una idea de los precios que podrías ser capaz de cobrar.

  3. 3

    Experimenta con los productos que deseas para tu línea. Ponte en contacto con los distintos proveedores de productos del cabello y aprende lo que tienen que ofrecer y cuánto es el costo de suministrarlos. Pregunta si tienen tamaños de prueba y pruébalos en tus clientes para ver cuáles prefieren.

  4. 4

    Diseña tu sello propio. Si eres artístico, ve si puedes hacer un logotipo o texto que haga una descripción de tu negocio. Es posible que desees incluir una foto tuya o del salón en la etiqueta para que los clientes la asocien contigo.

  5. 5

    Comienza con algo pequeño. En lugar de almacenar todo, desde laca hasta mousse, elige los productos que los clientes sean más propensos a comprar, como champú para cabello graso y acondicionador para cabello seco. A medida que el interés en tu línea crezca, añade más productos.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles