Cómo hacer tu propia máquina de niebla con hielo seco

Escrito por shellie braeuner Google | Traducido por santiago lopez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propia máquina de niebla con hielo seco
La niebla le otorga una sensación etérea a cualquier escena. (Fog image by dknowswd from Fotolia.com)

La niebla le otorga una sensación espeluznante a cualquier situación. Pero no puedes contar con el clima para proveerte de niebla cuando la necesites. Es allí cuando una máquina de niebla viene bien. Las máquinas industriales usan un ventilador y una mezcla azucarada para dispersar una fina niebla de partículas. Esto dura más que el hielo seco pero deja un residuo polvoriento. Las máquinas de niebla de hielo seco no dejan residuo, ya que la niebla que producen es dióxido de carbono. Una máquina de éstas de tamaño industrial requiere espacio para un tambor de 30 a 55 galones (113 a 208 L). Puedes hacer un dispositivo casero que haga el mismo trabajo en mucho menos espacio.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un depósito de almacenamiento con tapa
  • Un cuchillo para manualidades X-Acto
  • Una tijera
  • Unos tubos de canalón de plástico flexible
  • Una masilla
  • Un ventilador
  • Una cinta adhesiva
  • Una olla eléctrica de cocción lenta grande
  • Agua
  • Hielo seco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Construye la máquina

  1. 1

    Elige tu depósito de almacenamiento. Asegúrate de que sea grande. Debería contener al menos de 18 a 20 galones (68 a 75 L). Un depósito transparente te permitirá ver cuándo necesites añadir más hielo seco.

  2. 2

    Corta agujeros en el depósito. Mide los tubos y corta un agujero en una punta del depósito para colocarlos. Este agujero debería estar cerca de la parte inferior del depósito. Usa el cuchillo para manualidades X-Acto para comenzar el corte en el centro del área que quitarás. Usa las tijeras para controlar mejor la forma del agujero. Mide el ventilador y corta un agujero en la otra punta del depósito.

  3. 3

    Inserta el tubo dentro del agujero. Coloca masilla alrededor de los bordes para sellarlos herméticamente.

  4. 4

    Inserta el ventilador en la punta del depósito. Debido a que muchos depósitos de almacenamiento tienen lados inclinados, puede que necesites encintar los bordes del ventilador en su lugar con cinta adhesiva.

  5. 5

    Corta una pequeña hendidura alrededor de la parte superior del depósito. Esta debería ser de alrededor de 1/2 pulgada (1,27 cm) de profundidad y 1/4 de pulgada (0,63 cm) de ancho.

    Usa tu máquina de niebla

  1. 1

    Coloca el depósito cerca del área donde irá la niebla. También debería estar cerca de una toma de corriente.

  2. 2

    Llena 3/4 de la olla de cocción lenta con agua. Colócala en el depósito plástico.

  3. 3

    Pasa el cable de electricidad a través de la hendidura que hiciste en la parte superior del depósito. Enchufa la olla a una toma de corriente. Gira el ajuste de calor a alto.

  4. 4

    Rompe el hielo seco en partes. Usa un martillo y guantes.

  5. 5

    Arroja varios trozos grandes de hielo seco en la olla de cocción lenta llena de agua caliente. Sella la tapa del depósito.

  6. 6

    Enciende el ventilador y apunta el tubo de plástico hacia donde necesites la niebla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles