Cómo hacer tu propia marca de productos comestibles

Escrito por mark s. baker | Traducido por verónica sánchez fang
Cómo hacer tu propia marca de productos comestibles
Colocar tu producto en los estantes de una tienda es la clave para hacer tu propia marca de productos. (Noel Hendrickson/Digital Vision/Getty Images)

El salto de la preparación de alimentos para tu familia y amigos a la elaboración de productos comestibles con tu marca propia puede ser desalentadora. Hay muchos factores que deben tenerse en cuenta al tomar la decisión de llevar tu producto a otro nivel. Por ejemplo, ¿deseas crear un producto que sea local o regional, o quieres competir a escala nacional? El procesamiento y embalaje es una consideración, como lo son las licencias, los precios y el envío. Prepárate para el éxito al crear tu propia marca de productos de alimentos requiere de una serie de preparativos a fondo antes de poder vender tu primer artículo.

Instrucciones

  1. 1

    Acude con el nombre de tu marca y pasa por el proceso de registro de marca. Decide qué tipo de producto deseas y el número de elementos diferentes que quieres tener bajo el amparo de la marca. Limita tu atención desde el principio, comenzando con un reducido número de productos inicialmente. Siempre se puede expandir la línea de productos con el tiempo.

  2. 2

    Afina tus recetas para asegurarte de que tienen algo que los diferencia de la competencia. Ten los problemas de embalaje y almacenamiento en cuenta el momento de elaborar tus recetas, ya que los productos comestibles a veces tienen que viajar largas distancias y pueden quedarse en los estantes de supermercados o en los almacenes durante semanas o meses a la vez.

  3. 3

    Configura tu negocio. Crea una sociedad de responsabilidad limitada a través de un abogado de negocios o en una compañía en línea de autoservicio para protegerte contra los pasivos, tales como deudas de la empresa y las obligaciones. Configura una cuenta de cheques de banco que sea estrictamente para fines comerciales y no esté vinculada a ninguna de tus cuentas bancarias personales.

  4. 4

    Consulta con la oficina de gobierno local para investigar qué tipo de licencias, permisos y certificaciones necesitas para operar tu negocio. Obtén una tarjeta de licencia de venta de alimentos, manipulador de alimentos o certificación ServSafe, según sea necesario para que puedas producir alimentos para su venta.

  5. 5

    Determina dónde vas a producir tu línea de productos de alimentación. Asegura un espacio en una cocina comercial, si vas a producir por tu cuenta o contratar a un envasador comercial para procesar y envasar alimentos. Busca un corredor de alimentos a través de una asociación comercial de alimentos o con la oficina local de extensión universitaria para ayudar a localizar un programa de compresión comercial que pueda satisfacer tus necesidades específicas.

  6. 6

    Desarrolla el etiquetado y envase de los productos. Crea etiquetas que sean llamativas y dale a tu marca una personalidad que la distinga de cualquier posible competencia. Incluye información nutricional importante como ingredientes e indicaciones de posibles alergias. Crea un contenedor funcional para tu producto alimenticio, que muestre el producto, y también le permita viajar bien y ser no perecedero.

  7. 7

    Contrata a los empleados que te ayudarán a producir en masa tus productos alimenticios si vas a fabricar los productos tú mismo. Contrata a personas que tengan experiencia, como trabajadores de servicio de alimentos o empleados de la línea de producción. Busca trabajadores en las publicaciones locales y en sitios web. Revisa todos los currículums tú mismo y lleva a cabo entrevistas personales con los candidatos potenciales para encontrar personas que puedan ayudar a que tu negocio sea un éxito. Agrega más empleados conforme amplíes tu negocio. Configura tu negocio para que sea capaz de retener los impuestos de los empleados, así como configurar el acceso a la compensación del trabajador, seguro de desempleo y seguro de salud.

  8. 8

    Crea un sitio web para vender tu línea de productos de alimentos. Utiliza el software en línea o un webmaster para crear un sitio web simple. El sitio debe tener una página de inicio, una página de productos, una página de contacto (con la dirección de correo electrónico, número de teléfono y dirección postal) y un enlace para comprar tus productos. Invierte en herramientas de optimización en buscadores para que tu sitio web aparezca en las búsquedas de Internet.

  9. 9

    Ponte en contacto con distribuidores de comestibles y abarrotes locales para la venta de tus productos. Empieza poco a poco, tratando de asegurar un espacio en las estanterías de las tiendas de comestibles locales. Habla con el gerente de la tienda de comestibles o el gerente de la tienda a la cabeza. Trae muestras de tus productos y habla de tus procedimientos, como el saneamiento y el embalaje.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles