Cómo hacer tu propia tinta henna de especias

Escrito por amelie mueller Google | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propia tinta henna de especias
Los tatuajes de henna tienen sólo ligeras variaciones en el color. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La henna es una tintura totalmente natural a base de hojas de henna que se pinta sobre el cuerpo, temporalmente tiñendo la piel. Los tatuajes de henna pueden durar hasta dos meses. Tradicionalmente, la tinta henna es de un tono oscuro rojizo. Las especias adicionales pueden añadirse a la mezcla de tinta para oscurecer la tinta o darle sutiles toques de color. Debido a que la henna es naturalmente de color oscuro, puede ser difícil de lograr algunos colores más claros. En algunas culturas, la tinta henna negra puede simbolizar la buena fortuna, como un matrimonio fuerte. Añadir especias índigo dará a la tinta henna sutiles notas azules. El azafrán puede aligerar la mezcla y darle un tinte amarillento. Para promover el oscurecimiento de la tinta, añade clavo en polvo a la mezcla.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Henna en polvo
  • Fuente con tapa
  • Colador
  • 2 calcetines para pantalones
  • Zumo de limón
  • Cuchara
  • Miel
  • Especias en polvo
  • Envoltura de plástico
  • Aceite de lavanda

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Tamiza el polvo de henna en un recipiente con un colador de cocina. Si no posees uno, forra un calcetín de pantalones con otro calcetín pantalones y vierte el polvo en el calcetín. Ata la apertura del calcetín y colócalo en un bol. Cubre el recipiente y agita hasta que el polvo de henna haya cernido su camino a través de la media. Elimina el calcetín del tazón.

  2. 2

    Vierte una pequeña cantidad de jugo de limón al recipiente con el polvo de henna. Mezcla el jugo y polvo de henna juntos. Agrega el jugo de limón y sigue removiendo la mezcla hasta que se forme una pasta que tenga la consistencia fina del puré de papas.

  3. 3

    Añade 1 cucharadita de miel a la mezcla y revuelve. Si no tienes miel, utiliza azúcar en su lugar. No omitas este paso. La viscosidad de la miel ayudará a que la mezcla se adhiera a la piel durante la aplicación.

  4. 4

    Agrega una pequeña cantidad de sal de tu elección. Revuelve con la pasta de henna hasta que quede de color uniforme. Añade pequeñas cantidades de especias a la vez y remueve hasta que la mezcla alcance el tono deseado. Agrega jugo de limón adicional si la mezcla empieza a ser demasiado espesa.

  5. 5

    Cubre el recipiente que contiene la pasta de henna con papel plástico y deja reposar por 12 horas. Idealmente, el plástico debe estar descansando en la parte superior de la mezcla, pero no es necesario. Comprueba periódicamente el progreso de la pasta de henna. La mezcla está lista para el siguiente paso cuando se forma una capa superior y es más ligera en color que la capa de fondo.

  6. 6

    Añade unas gotas de aceite de lavanda a la mezcla y revuelve hasta que obtengas la consistencia deseada. La tinta henna está lista para su uso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles