Propiedades de la densidad baja

Escrito por joel colby | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Propiedades de la densidad baja
La densidad es la relación de la masa de un objeto con su volumen. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Cuando Arquímides sacó agua de una piscina y se dio cuenta de que la cantidad de agua desplazada era igual en volumen al espacio ocupado por su cuerpo, lo condujo a definir la densidad, una de las propiedades físicas de la materia. La densidad es la relación de la masa de un objeto con su volumen. Es un concepto muy importante en la física que explica algunas de las relaciones de las diferentes formas de materia.

Otras personas están leyendo

Peso relativo

Una propiedad de las sustancias de densidad baja es que son relativamente más ligeras en peso que un volumen igual de una densidad mayor. La densidad es calculada por la masa dividida entre el volumen, y se expresa comúnmente en gramos por mililitro(g/ml) o gramos por centímetro cúbico (g/cm^3). Un valor generalmente aceptado para la densidad de las plumas es de 0,0025 g/cm^3, mientras que el valor calculado para un ladrillo es de 1,84 g/cm^3. Con estos cálculos se puede ver que los ladrillos son mucho más intensos que las plumas; esto es igual a decir que un volumen idéntico de ladrillos sería mucho más pesado que uno igual de plumas.

Volumen relativo

Una propiedad relacionada con una sustancia de densidad baja es que requerirá relativamente más volumen que el requerido por una masa igual de mayor densidad. Frecuentemente la masa y el peso se utilizan para lo mismo, pero no lo son. La masa es la cantidad de materia que contiene un objeto, mientras que el peso es la medida de la atracción gravitacional sobre la masa. Un objeto removido de la fuerza gravitacional terrestre a un estado ingrávido el espacio exterior aún tiene la misma masa. Los objetos de densidad alta comprenden una masa igual a la de un artículo de baja densidad en un empaque mucho más pequeño. Usando el ejemplo de las plumas y los ladrillos, una tonelada métrica de cada sustancia tendrá la misma masa, pero las plumas requerirán mucho más espacio.

Flotabilidad

La flotabilidad es una propiedad importante de los materiales de densidad baja. La densidad de un objeto es frecuentemente comparada con la densidad del agua, que es 1.0 g/cm^3. Los objetos que son más densos que el agua se hunden, mientras que aquellos que son menos densos flotan. Un ladrillo, por ejemplo, se sumergirá rápidamente; una pluma, siendo mucho menos densa, flotará.

Gases

Los gases no tienen una forma o figura definida, pero sí tienen densidad. La medida de la densidad de un gas es generalmente expresada como kilogramos por metro cúbico (kg/m^3). El aire a 20 °C tiene una densidad de 1,205 kg/m^3; el oxígeno puro, que es bastante inflamable, tiene una densidad de 1,331 kg/m^3 y se desplaza y se hunde debajo del aire. La densidad del helio es de 0,1664 kg/m^3, mucho menos que el aire, lo que lo convierte en una buena sustancia para llenar globos. Entender las densidades de los gases es muy importante, ya que los gases peligrosos tienen diferentes propiedades. La densidad del monóxido de carbono de 1,165 kg/m^3 es muy cercana a la del aire, y es más lento para elevarse y disiparse, mientras que el gas natural con una densidad de 0,7 kg/m^3 se elevará rápidamente en una habitación cerrada y puede explotar violentamente cuando se enciende una luz en el techo.

Efecto de la temperatura

La mayoría de la materia se expande cuando es calentada; esto incrementa el volumen mientras que la masa permanece igual, de esta forma disminuyendo la densidad.esto se muestra claramente cuando se calienta una cabaña durante un frío invierno. El calor provoca que las moléculas del aire se expandan, requiriendo más volumen y siendo menos denso. Este aire caliente de menor densidad se eleva haciendo que los espacios superiores sean cálidos y acogedores, mientras que los ocupantes de la parte inferior buscan más mantas. Otro ejemplo es un globo de aire caliente; el piloto calienta el aire dentro del globo provocando que se expanda y disminuyendo la densidad promedio. Cuando la densidad del globo es menor que la del aire del ambiente, el globo gana flotabilidad y se eleva. El piloto retira la fuente de calor del globo se enfría, lo que incrementa su densidad y provoca que el globo caiga.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles