Cómo hacer tu propio aceite de avellanas

Escrito por meg butler | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio aceite de avellanas
El aceite de avellana es costoso. Ahorra dinero haciéndolo en casa. (Roasted and salted hazelnut image by TekinT from Fotolia.com)

El aceite de avellana es muy costoso y se fabrica principalmente en Francia. Sin embargo, si tienes tu propio suministro de avellanas, hacer el aceite es tan simple como girar la manivela de la prensa manual. El aceite de avellana tiene un delicado sabor que agrega carácter a muchos productos horneados. Debido a su alto contenido en vitamina E, se utiliza también para hacer jabones y otros productos para el cuidado de la piel. Una vez que uno se acostumbra a este proceso, estás obligado a encontrar muchos otros usos para el aceite de avellana. Y si es almacenado y refrigerado correctamente, el aceite de avellana durará de seis meses a un año.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una prensa de aceite manual
  • Una balanza de alimentos
  • Un bolígrafo
  • Una placa para horno
  • Un termómetro para alimentos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Frota la piel de las avellanas con tus dedos.

  2. 2

    Las avellanas secas y frescas sólo tienen hasta un 10% de humedad: pesa las avellanas y anota el peso. Luego extiéndelas en el fondo del plato para horno y hornéalas a 300 ºF (149 ºC) durante una hora. Luego retíralas (deja que se enfríen primero) y vuelve a pesar la muestra. Resta el peso nuevo al original. Esto es el peso perdido. Luego divide el perdido por el original. Multiplica ese número por 100. Éste es el porcentaje de humedad de la muestra. Continúa horneando las avellanas a intervalos de una hora hasta que estén cerca del 10% de humedad.

  3. 3

    Calienta las semillas de avellanas entre 100 y 160 grados ºF (38 y 71 ºC) en el horno.

  4. 4

    Agrega las avellanas al depósito en la parte superior de la prensa manual.

  5. 5

    Coloca un frasco de vidrio hermético debajo del goteo para atrapar el aceite.

  6. 6

    Gira la manivela para exprimir el aceite.

  7. 7

    Sella el frasco y almacena el aceite de avellanas en el refrigerador hasta el momento de usarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles