Cómo hacer tu propio cultivo de kombucha

Escrito por amy adkins | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio cultivo de kombucha
El kombucha se hace con bolsas normales de té. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El kombucha es una bebida ancestral con orígenes en Rusia, China y Japón. Algunos defensores del té fermentado reclaman que puede mejorar la inmunidad y ayudar a purificar el cuerpo, mientras que otros simplemente disfrutan de su sabor. Normalmente se encuentra en tiendas de alimentos naturales y puede ser bastante caro. Por mucho menos dinero, es fácil hacer kombucha en casa con unos pocos ingredientes y suministros. Necesitarás un motor de arranque, que a veces se conoce como la madre o la cultura. Para hacer el tuyo, debes comenzar con una cultura y algo de kombucha que ya haya sido hecho.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un frasco de vidrio de un galón (3,7 l)
  • Una toalla de cocina limpia
  • Una banda elástica
  • Cuatro bolsas de té
  • Una taza de azúcar
  • 1/2 taza de kombucha ya hecha
  • Una entrada kombucha
  • Una cuchara de madera o pinzas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Hierve tres cuartos de galón (2,84 l) de agua. Vierte el agua hirviendo en un frasco de vidrio limpio de un galón (3,79 l).

  2. 2

    Añade cuatro bolsas de té de tu elección. Whole Living recomienda el té negro, verde o blanco o puedes mezclarlos y combinarlos. Deja que el té repose durante 20 minutos y retira las bolsas.

  3. 3

    Agrega una taza de azúcar al té. Remueve con una cuchara de madera hasta que el azúcar se disuelva completamente. Deja la mezcla hasta que llegue a temperatura ambiente.

  4. 4

    Vierte 1/2 taza de kombucha ya hecho y añade el iniciador de kombucha con una cuchara de madera o un pinza. Cubre el vaso con un paño de cocina limpio y asegúralo con una banda elástica.

  5. 5

    Coloca la jarra en un lugar oscuro a una temperatura de 72 a 80 grados Fahrenheit (22 a 26 grados Celsius). Deja reposar la mezcla durante 7 a 14 días. Pruébala cada tres o cuatro días para evaluar su dulzura. Si prefieres el té un poco más dulce, puedes detener la fermentación a los siete días. Notarás una piel gruesa, similar a una tortita que empieza a formarse en la superficie. Esta será la nueva cultura o arrancador para el siguiente lote.

  6. 6

    Elimina la cultura cuando el té esté listo. Si no vas a hacer otra tanda de inmediato, puedes guardarla en el refrigerador, cubierta, en una botella de vidrio de kombucha fermentado. La próxima vez que hagas kombucha, puedes utilizar tu propio motor de arranque en lugar de comprar uno nuevo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles