Cómo hacer tu propio fabuloso sustituto de la sal

Escrito por ehow contributor | Traducido por erick velasquez centellas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio fabuloso sustituto de la sal
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Cuando te dijeron que debías empezar a evitar la sal, parecía como si esos días de disfrutar el sabor de las comidas habrían terminado. Pero no tiene que ser así. Puedes preservar tu salud, sin perjudicar tu sentido del gusto, creando tu propio sustituto de la sal. Utilízalo en recetas para lograr sabores agradables, o para condimentar correctamente las comidas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 cucharada de pimienta blanca y tomillo de tierra
  • 2 cucharadas de mostaza en polvo, pimentón, cebolla en polvo, ajo en polvo y hojas machacadas de albahaca
  • Un recipiente pequeño
  • Un embudo pequeño
  • Un salero, sin contenido

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide los condimentos y ponlos en un recipiente pequeño.

  2. 2

    Remueve con un tenedor para mexclar bien los sabores.

  3. 3

    Utiliza tu embudo y vierte la mezcla en el salero. Asegúrate de colocar nombre si el recipiente es transparente.

  4. 4

    Almacénalo en un lugar seco y fresco, alejado de la luz. La mezcla de condimentos puede durar por meses.

Consejos y advertencias

  • Revisa los ingredientes en los recipientes de condimentos para estar seguro de que son puros, sin presencia de sal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles