DESCUBRIR
×

Cómo hacer tu propio jabón espumoso para manos o para platos

Actualizado 21 febrero, 2017

El jabón espumoso para manos es económico ya que te da más espuma con menos jabón. Para familias con niños, el jabón espumoso para manos estira el presupuesto y mantiene más jabón en las manos y menos en el lavamanos o goteando por el piso. Ahorra mucho más al llenar de nuevo tu dispensador con una mezcla hecha en casa.

Instrucciones

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
  1. Escoge un jabón para el dispensador. Evita jabones con lociones, ya que no harán espuma. Para un jabón de manos simple y más natural, escoge uno vegetal a base de aceite, como el jabón de castilla.

  2. Abre la botella y vierte de 1 a 3 cucharadas de jabón en el dispensador, dependiendo del tamaño de tu contenedor.

  3. Llénalo lentamente con agua. Asegúrate de que haya suficiente espacio en la botella para el mecanismo de bomba. Vuelve a cerrar el contenedor y sacúdelo suavemente para mezclarlo.

Consejos

  • Si el dispensador parece taparse, quita un poco de la mezcla y dilúyelo con más agua.
  • Para un limpiador rápido de cocina, haz un dispensador espumoso con un jabón de platos claro.

Advertencias

  • Los jabones con lociones o con hidratantes pueden tapar tu dispensador, así que evita utilizarlos.

Necesitarás

  • Un dispensador para jabón espumoso
  • Un jabón líquido
  • Agua