Cómo hacer tu propio panel solar de calefacción pasiva con latas de aluminio

Escrito por daniel r. mueller | Traducido por héctor muñoz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio panel solar de calefacción pasiva con latas de aluminio
Las latas de refresco tienen una propiedad interesante de ser muy buenas conductoras de calor. (Aluminum cans on end image by Jeffrey Studio from Fotolia.com)

Para un observador casual las latas de refresco de aluminio y la energía solar tienen poco que ver una con otra. Sin embargo, con un poco de ingenio y con el entendimiento básico de las termodinámicas puedes transformar tus latas vacías en unas celdas eficientes y poderosas de energía solar pasiva. Pasiva significa que no genera electricidad directamente, si no que asiste a un generador estándar o funciona como calentador. Aunque, hay un truco que viene en la forma de la conductividad termal de la pintura negra que cubre cada columna de las latas de aluminio modificadas. El calor del sol se transfiere a través del aluminio al aire interior.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gafas de protección
  • Lavabo
  • Calentador de agua
  • Jabón de trastes libre de fosfato
  • Taladro con brocas para metal
  • Tijeras de hojalatero
  • Pinzas de punta fina
  • Pegamento resistente al calor
  • Cinta adhesiva
  • Dos paneles de ventana
  • Madera tratada
  • Tornillos de madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena el lavabo con agua caliente y un poco de jabón de trastes. Sumerge las latas de refresco de aluminio en el agua caliente por al menos dos horas antes de enjuagarlas con agua caliente. Marca el centro de abajo de cada una de las latas con un lápiz.

  2. 2

    Haz un hoyo en el centro que marcaste con el taladro utilizando brocas cada vez mas largas hasta que tengas un hoyo lo suficientemente grande para insertar un extremo de las tijeras de hojalatero. Corta el centro de la parte de abajo de las latas dejando un borde de 1/2 de pulgada (1,2 cm). Es importante que el borde quede intacto ya que es donde cada lata se une a la otra. Utiliza las tijeras de hojalatero para remover la misma cantidad de material de la parte de arriba de la lata. Ahora debes de tener dos hoyos del mismo tamaños arriba y abajo de la lata.

  3. 3

    Corta seis muescas a la misma distancia en cada extremo de la lata con las tijeras de hojalatero. Dóblalas en forma de una aleta en espiral utilizando las pinzas de punta fina. Las aletas se pondrán a girar en el aire permitiendo una mejor circulación a través del dispositivo.

  4. 4

    Pega las latas preparadas en columnas utilizando el pegamento resistente al calor. Una vez que hayas construido las columnas suficientes para llenar tu celda necesitarás construir la capa de arriba y la de abajo. Construye una columna de latas de refresco, sella ambos extremos para que los hoyos encajen al principio y final de cada columna. Corta un último hoyo para la entrada y salida del aire, que estarán en la misma lata que se coloque hasta arriba y hasta abajo del marco. La configuración final será que de las series de columnas con una sola fila en la parte superior e inferior. Sella cualquier fuga de aire con la cinta adhesiva.

  5. 5

    Pinta todo el dispositivo con negro utilizando pintura termo-conductiva. El solar negro es lo que convierte la energía solar en calor que puede ser aprovechado en la forma de aire caliente.

  6. 6

    Haz unos hoyos piloto antes de utilizar los tornillos de madera y taladra el dispositivo al marco de madera utilizando los paneles de ventana como la parte de enfrente y la de atrás permitiendo que el panel colecte la energía del sol sin importar la dirección, siempre y cuando no sea colocado en la sombra. Corta una entrada de aire y una salida de aire caliente en la parte de arriba y de abajo del marco de la celda, y séllalo con cinta adhesiva.

Consejos y advertencias

  • Comienza con el final en mente y dibuja un diagrama en un papel de gráficos antes de empezar, ahorraras tiempo armando el marco.
  • Al anexar la salida de aire caliente a tu calefacción con una ventosa de una vía puedes ahorrar las cuentas de calefacción en invierno. Incluso puedes utilizar el aire de fuera conforme el aire entra para mejorar la eficiencia.
  • Al anexar la salida de aire caliente a una turbina generadora de aire puede producir electricidad verde y barata.
  • Siempre utiliza las gafas de protección cuando trabajes con metal o madera. Consulta los códigos locales de construcción cuando pongas el dispositivo en tu casa o en un generador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles