Cómo hacer tu propio tratamiento exfoliante fuerte en tu casa

Escrito por judy kilpatrick Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tu propio tratamiento exfoliante fuerte en tu casa
(face to face image by Melanie von Snarly from Fotolia.com)

Los tratamientos exfoliantes tienen como objetivo mejorar la apariencia y la textura de la piel. Los ácidos alfahidróxidos, que se hallan en los cítricos, la miel y el azúcar, remueven las capas muertas de la piel para suavizarla y controlar las manchas. El ácido betahidróxido, el ácido salicílico, es efectivo sólo para la piel grasa que tiene comedones y espinillas con puntos blancos. Las exfoliaciones químicas tensan la piel e incrementan la producción de colágeno, otorgándole a la piel una apariencia más joven. Muchos tratamientos exfoliantes se realizan con ingredientes naturales y orgánicos que se encuentran comúnmente en la propia cocina.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 cucharadas de azúcar de caña granulada
  • 1 paquete de gelatina sin sabor
  • 1/2 taza de agua
  • Una olla pequeña
  • Una olla de 2 cuartos (1,800 litros)
  • 6 tazas de agua
  • Una espumadera
  • 1 tomate maduro
  • Un platito
  • Una licuadora
  • 1 cucharada de jugo de naranja
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • Un producto para limpiar la piel
  • Un recipiente pequeño de plástico con tapa autosellante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mezcla la gelatina sin sabor con el azúcar en una olla pequeña.

    Cómo hacer tu propio tratamiento exfoliante fuerte en tu casa
    (granulated sugar.. image by Stepanov from Fotolia.com)
  2. 2

    Agrega 1/2 taza de agua. Calienta y revuelve hasta que la gelatina y el azúcar estén completamente disueltos. Deja enfriar.

  3. 3

    Vierte la mezcla enfriada en tu licuadora.

  1. 1

    Vierte 6 tazas de agua en una olla de dos cuartos (1,800 litros). Llévala a un hervor. Usando una escupidera grande, coloca un tomate maduro en el agua. Déjalo allí hasta que se abra la piel y comience a enrollarse.

    Cómo hacer tu propio tratamiento exfoliante fuerte en tu casa
    (tomato #2 image by Adam Borkowski from Fotolia.com)
  2. 2

    Llena parcialmente tu fregadero con agua fría. Retira el tomate del agua hirviendo y arrójalo al agua fría. Cuando esté lo suficientemente frío como para tomarlo con tus manos, quítale la piel.

  3. 3

    Coloca el tomate pelado en un platito y córtalo en cuartos. Pon el tomate y todo jugo salpicado dentro de tu licuadora.

  4. 4

    Agrega el azúcar, el jugo de naranja y el jugo de limón. Licua hasta que esté suave y cremoso. Vierte en un recipiente pequeño de plástico con tapa autosellante.

    Cómo hacer tu propio tratamiento exfoliante fuerte en tu casa
    (étalage de fruits image by MONIQUE POUZET from Fotolia.com)
  1. 1

    Lávate el rostro con un producto limpiador suave para remover todo rastro de grasa.

    Cómo hacer tu propio tratamiento exfoliante fuerte en tu casa
    (woman washing her face image by Jarek Miarka from Fotolia.com)
  2. 2

    Aplica el tratamiento exfoliador en tu rostro. Comienza por la frente y aplícalo en las mejillas, la barbilla y la nariz. Evita la zona de los ojos.

  3. 3

    Ponte cómoda, cierra los ojos y relájate durante 5 a 10 minutos.

  4. 4

    Enjuaga tu cara con agua tibia. Seca con golpecitos.

Consejos y advertencias

  • Repite la exfoliación fuerte una vez a la semana.
  • Antes de usar un nuevo tratamiento exfoliante, prueba la fórmula en una zona oculta de tu piel, como por ejemplo detrás de tu oreja. Si te aparece un sarpullido u otra reacción alérgica, no lo uses.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles