Propóleo de abeja para combatir el acné

Escrito por carol sarao | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Propóleo de abeja para combatir el acné
Dulces noticias para tu piel. (rayons image by Claudio Calcagno from Fotolia.com)

El acné, un trastorno inflamatorio de la piel, es causado por poros obstruidos con células muertas y un exceso de aceite natural de la piel. La inflamación que favorecen las bacterias que viven en la piel puede agravar la situación, provocando nódulos y quistes que llegan a provocar cicatrices permanentes. A menudo, el acné daña el autoestima e incluso lleva a la depresión, sin embargo, es tratable y con la estrategia adecuada, realmente puede controlarse. Un dermatólogo suele prescribir antibióticos y retinoides tópicos al iniciar un tratamiento; mientras que un curandero naturista, tal vez recomiende el propóleo; un producto de abeja eficaz en el combate del acné. Aunque los ensayos clínicos pudieran no ser suficientes, la investigación científica reconoce sus efectos antibacterianos, antiinflamatorios y antioxidantes. Consulta a tu médico antes de utilizarlo.

Otras personas están leyendo

Características

El propóleo -también conocido como propóleos, "pegamento de abeja" o "escoria" de colmena- es una sustancia resinosa de color marrón verdoso o rojizo, que se recoge por las abejas de las yemas y cortezas de los árboles de coníferas, particularmente de los álamos y que se usa como masilla para sellar huecos y agujeros en las colmenas. El filósofo griego Aristóteles acuñó el nombre de propolis (propóleo): pro ("frente") y polis ("ciudad") refiriéndose al uso del propóleo en las entradas de las colmenas o "ciudades" ("polis") de las abejas. Este compuesto se ha utilizado aproximadamente desde el año 300 a.C., tanto con fines cosméticos como medicinales y ha sido empleado en la medicina folclórica y tradicional para curar quemaduras y proteger las heridas abiertas de la gangrena. El propóleo está siendo estudiado en la actualidad debido a la posibilidad de que posea propiedades anticancerígenas. Los herbolarios de hoy en día recomiendan su uso para el tratamiento de enfermedades de la piel, para estimular el sistema inmunológico, combatir la tuberculosis, disminuir las caries, prevenir las úlceras bucales y promover la salud en los dientes dañados.

Componentes y efectos

El nivel de los componentes activos en el propóleo puede variar dependiendo de la localización geográfica y la época del año en la que se recoge. El propóleo contiene flavonoides antioxidantes como la quercetina, la pinocembrina, la galangina y la pinobanksina. El ácido cafeico y la hidroquinona -un compuesto orgánico que se utiliza a menudo en fórmulas cosméticas comerciales para aclarar las manchas de la edad- están presentes también. El propóleo también contiene magnesio, níquel, hierro, calcio y zinc. El sitio web Drugs.com, que proporciona información médica revisada a los consumidores, acredita al propóleo con efectos antibacterianos, antiinflamatorios y antioxidantes y agrega que el poder antioxidante de los compuestos fenólicos (particularmente el ácido cafeico) es más potente que la vitamina C y la E. En un estudio reciente, el propóleo demostró generar un aumento de la actividad de la superóxido dismutasa, un poderoso antioxidante natural encontrado en el cuerpo. De acuerdo con la Asociación de Apicultores del sureste de Hertfordshire (South East Hertfordshire Beekeepers Association), el propóleo estimula la cicatrización de las heridas mediante la mejora del crecimiento de las células epiteliales, aumentando la circulación y previniendo la formación de cicatrices.

Investigaciones

La investigación científica apoya la capacidad del propóleo para inhibir las bacterias asociadas con el acné. En un estudio de laboratorio publicado en "Anaerobe" (" anaerobios" de 2006), un equipo de investigadores búlgaros reveló que el extracto de propóleo funciona como un poderoso activo contra la mayoría de las cepas de bacterias anaerobias, incluyendo la especie Propionibacterenum -también conocida como P. acnes-, las bacterias responsables de la inflamación que caracteriza el acné . Los investigadores expresaron confianza en que su estudio podría despertar interés y fomentar la investigación médica del propóleo como herramienta para la prevención y el tratamiento de las enfermedades infecciosas bucales y de la piel.

Usos y consideraciones

De acuerdo con Blue Shield Complementary and Alternative Medicine (Medicina Complementaria y Alternativa Blue Shield), el propóleo se consume normalmente en dosis de 500 mg al día. Aunque existen aerosoles y cremas de uso tópico, los apuntes de Blue Shield explican que los efectos y las propiedades pudieran no ser los mismos que los del tipo de propóleo utilizado en los estudios científicos. El propóleo no suele ser tóxico, pero se han reportado reacciones alérgicas asociadas con su consumo. Si eres alérgico a las esporas del álamo y demás coníferas o a los productos de la colmena como la jalea real, el polen de abeja o la miel, no es recomendable que utilices propóleo a menos que un especialista en alergias te diga que hacerlo es seguro para ti. Consulta siempre a tu médico con anticipación y no utilices el propóleo si estás embarazada o en periodo de lactancia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles