Propósito de la Conferencia de Berlín de 1884-1885

Escrito por edwin thomas | Traducido por patricio peters
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Propósito de la Conferencia de Berlín de 1884-1885
El "Reparto de África" fue tratado en la Conferencia de Berlín de 1884-1885. (africa image by António Duarte from Fotolia.com)

La Conferencia de Berlín fue uno de los grandes acontecimientos diplomáticos de finales del siglo 19. El evento incluyó a la mayor parte de los estados de Europa, así como a los Estados Unidos y Turquía. El resultado fue la regulación del "Reparto de África", o ese último y apresurado intento para aprovechar y reclamar territorio en el último continente no explotado en el mundo. Ningún africano participó en las negociaciones, y las repercusiones de la Conferencia de Berlín siguen dando forma a los acontecimientos en el África moderna.

Otras personas están leyendo

Antecedentes

La década de 1870 y especialmente la de 1880 vio lo que ha sido llamado "el Reparto de África". Por ejemplo, las recientemente unificadas Italia y Alemania sintieron que necesitaban un imperio colonial en el extranjero para probar que habían "llegado a ser" potencias europeas. Otros países más pequeños también tenían interés en reclamar partes de África, lo cual en general estimuló los intereses de aquellos dos estados que ya tenían importantes imperios coloniales: Gran Bretaña y Francia. En 1884, los países de Europa hacían reclamos numerosos y superpuestos por el territorio africano, especialmente en la cuenca del río Congo.

La Conferencia

Portugal convocó a una conferencia para abordar el reparto del botín en África, pero el evento fue organizado por el canciller alemán Otto von Bismarck, por lo que se llevó a cabo en Berlín. Asistieron el Imperio Austro - Húngaro, Bélgica, Dinamarca, Francia, Holanda, Italia, Portugal, Rusia, España, Suecia y el Reino Unido. Los estados no europeos en la conferencia fueron el Imperio Otomano y los Estados Unidos. Pero como se vio después, los Estados Unidos no participaron en la conferencia pese a estar de acuerdo en hacerlo.

El Acta General

El resultado de la conferencia fue el Acta General de la Conferencia de Berlín, que describía el asentamiento africano. El gran ganador fue el rey Leopoldo II de Bélgica. El Estado Libre del Congo, que había sido creado por una Sociedad "filantrópica" del Congo que él había patrocinado, fue declarado como propiedad privada de esa sociedad. Por lo tanto, todo el territorio de lo que se convertiría en la actual República Democrática del Congo no sólo llegó a ser una colonia belga, sino el dominio privado del Rey belga. Las fronteras de las otras colonias europeas en África, también fueron más o menos establecidas. Las cuencas fluviales de Nigeria y Congo fueron declaradas rutas libres para el comercio internacional. El Acta incluyó el principio de efectividad, que prohibió la práctica de establecer colonias vacías que sólo llevaban el nombre y no eran ocupadas de manera efectiva. Asimismo, se convino que cualquier reclamo futuro hecho en África debía ser entregado a los estados de la conferencia y establecido sólo en su mutuo acuerdo. Prácticamente el único logro moral de la conferencia fue la prohibición absoluta del comercio de esclavos.

Consecuencias inmediatas

El Principio de Efectividad tuvo como resultado la aceleración del "Reparto de África", debido a que existían numerosos reclamos que tuvieron que ser aplicados sobre las tierras. El resultado fue una serie de guerras que duraron años. La mayor parte del Congo se convirtió en la propiedad privada del Rey Leopoldo de Bélgica para explotar a su antojo, teniendo como consecuencia indiscutible el régimen más terrorífico y brutal de la historia colonial de África. A finales del siglo 19, sólo dos estados independientes permanecieron en África: Etiopía (habiendo rechazado una invasión italiana) y Liberia (fundada por esclavos liberados americanos).

Consecuencias modernas

El Acta General esencialmente dibujó las fronteras del África colonial, y la mayoría de esas fronteras continúan hasta hoy. Por lo tanto, definió la cara de la África moderna e internacional. Muchas de estas fronteras fueron trazadas a menudo teniendo en cuenta lineamientos administrativos o preocupaciones políticas, muchas veces con poca consideración sobre las referencias geográficas, y sin ninguna idea en absoluto sobre las fronteras étnicas. El resultado dejó conflictos étnicos considerables desde que comenzó la descolonización en la década de 1960.

Referencias literarias

Joseph Conrad cáusticamente se refirió a la Conferencia de Berlín como "la Sociedad Internacional para la Represión de Costumbres Salvajes" en su famosa novela centrada en el Congo "The Heart of Darkness" ("El corazón de las tinieblas").

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles