¿Cuál es el propósito de un satélite meteorológico?

Escrito por anthony grahame | Traducido por juliana star
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es el propósito de un satélite meteorológico?
Monitoreo del clima de la Tierra mediante satélites. (earth in a global grid-focus on americas image by Michael Brown from Fotolia.com)

Los satélites meteorológicos se usan para dar seguimiento a muchas condiciones ambientales, atmosféricas e incluso geológicas que afectan a la Tierra y a su atmósfera. Se usan dos tipos principales de satélites meteorológicos. Los satélites geoestacionarios permanecen en una posición fija por encima de un área particular de la superficie de la Tierra. Por su parte, los satélites de órbita polar giran alrededor de la Tierra recolectando datos de las diversas ubicaciones por las que pasan. Ambos tipos de satélites usan imágenes visuales e infrarrojas para transmitir información vital a las estaciones receptoras terrestres.

Otras personas están leyendo

Clima

La función más evidente de un satélite meteorológico es la predicción del clima. Los satélites reúnen información para predicciones a corto y largo plazo, el tipo de análisis comúnmente proporcionado por la televisión, los periódicos y los reportes meteorológicos en Internet. El rango de datos es enorme y, gracias a la combinación de satélites geoestacionarios y de órbita polar, esta información abarca al mundo entero. Mediante el uso de la información reunida por estos satélites los meteorólogos pueden hacer predicciones exactas en base a los patrones del clima del planeta.

Contaminación

Los satélites meteorológicos pueden realizar un seguimiento de la energía y el calor que libera el planeta en conjunto. Esta información es útil para ayudar a monitorear el nivel del calentamiento global. La contaminación ambiental también puede observarse usando imágenes satelitales visuales e infrarrojas. La contaminación generada por las fábricas, los centros urbanos e incluso los aviones puede verse mediante las imágenes por satélite. Los desastres ambientales causados por el hombre también pueden rastrearse desde el espacio. La extensión y el movimiento de los derrames de petróleo en el mar, por ejemplo, pueden ser monitoreados vía satélite, proporcionando información vital para los equipos de limpieza in situ. Los casquetes polares también pueden observarse desde el espacio y, de hecho, las imágenes satelitales han proporcionado gran evidencia en relación al derretimiento de las capas de hielo. La deforestación también puede ser monitoreada vía satélite.

Desastres naturales

Los satélites meteorológicos se usan para monitorear desastres naturales. Los volcanes pueden liberar grandes cantidades de ceniza en la atmósfera cuando hacen erupción. Esta ceniza puede causar problemas respiratorios a las personas en la tierra y también numerosas complicaciones para el transporte aéreo. La nube de ceniza volcánica del Monte Santa Helena, que hizo erupción en 1980, fue monitoreada por satélites meteorológicos. También se hace un seguimiento de los incendios forestales y, a menudo, se detectan primero desde el espacio. Muchos incendios forestales cubren áreas vastas y aisladas, lo que los vuelve extremadamente difíciles de observar desde la tierra y desde los aviones. Los satélites meteorológicos pueden proporcionar una visión general vital para aquellos que luchan contra las llamas. De forma similar, los huracanes potencialmente catastróficos pueden predecirse y monitorearse vía satélite.

Actividades comerciales

El clima puede tener un gran efecto sobre varias actividades comerciales. Por ejemplo, la industria de la pesca se basa en los datos satelitales para verificar las condiciones marinas actuales y futuras. Esto es vital por razones de seguridad así como para predecir el movimiento de los peces usando datos de los satélites acerca de la temperatura del mar. La industria mundial del cultivo también depende en gran medida de la información satelital del clima. Es posible predecir sequías potenciales para tomar medidas con antelación y proteger o limitar los efectos de este fenómeno sobre las cosechas. Además, los datos satelitales infrarrojos también pueden ser usados para examinar las condiciones de los cultivos.

Retransmisión

Los satélites meteorológicos funcionan como un punto de retransmisión para los sistemas de monitoreo del clima terrestres. Los datos recolectados por numerosas estaciones meteorológicas terrestres son transmitidos a los satélites en órbita. Estos datos, que incluyen información de terremotos y mareas, son recibidos por el satélite meteorológico, el que a su vez recopila los distintos flujos de información y los transmite a una estación de recepción central de vuelta a la Tierra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles