¿Cuál es el propósito de un sello corporativo?

Escrito por contributing writer | Traducido por juan orduna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es el propósito de un sello corporativo?
Los sellos corporativos son una forma común de comunicación para empresas y negocios en todo el mundo. (Sean Justice/Stockbyte/Getty Images)

Los sellos corporativos son una forma común de comunicación para empresas y negocios en todo el mundo. Se ven comúnmente en sobres de negocios o documentos oficiales. A pesar de estos los sellos una vez sirvieron como una parte importante de la documentación legal, ahora son en gran medida huellas de vanidad que ayudan a las identidades corporativas de las marcas. Tienen una historia que se remonta de muchos siglos atrás y se han desarrollado durante ese tiempo para incluir más avances tecnológicos para mejorar y definir las entidades corporativas.

Otras personas están leyendo

Propósito

En el pasado, los sellos corporativos fueron utilizados para legitimar los documentos. En esencia, los sellos corporativos son dispositivos que graban en relieve o impresión cierta información sobre la empresa en los documentos. Estos sellos ofrecen una imprimátur legal de toda la documentación y legitima la ejecución de dichos documentos. Los sellos corporativos incluyen información, como el nombre legal, el año y el estado en el que se formó la compañía, que actúan como una forma de identificar los objetivos legítimos de la persona jurídica conforme administra su negocio. En la actualidad, los sellos corporativos tienen pocos propósitos legales, ya que para la legitimación de los documentos sólo se necesitan las firmas del presidente y del vice-presidente de la corporación para su ejecución y unen a las personas jurídicas con las obligaciones contractuales o legales. Las empresas siguen utilizando los sellos, sin embargo, sobre todo como marca corporativa o identificación.

Usos legales

Si bien las leyes corporativas modernas hacen los sellos corporativos innecesarios, todavía se utilizan, aunque raramente. Los sellos corporativos se pueden utilizar en la firma de contratos (que no debe confundirse con los contratos comerciales simples) , aunque de nuevo , para la legalidad de estos contratos, en la mayoría de los casos no se requiere necesariamente de los sellos corporativos. Otros medios legales que utilizan los sellos incluyen certificados de acciones, que a menudo son emitidos a los accionistas con el sello de la corporación en relieve en los documentos. En el derecho comercial internacional, se requiere que algunas empresas legitimen sus certificados bajo un sello común. Mientras que los sellos no son necesarios para abrir una cuenta bancaria en la mayoría de los estados, algunos estados consideran que es una condición previa. Las firmas en documentos legales a veces son acompañadas por el sello de la empresa como un medio para dar validez al proceso legal y que la persona que firma el documento lo está haciendo como un representante para el interés de la sociedad, aunque de nuevo los sellos no son necesarios para legitimar estos documentos si la persona que firma les esté legalmente capacitada para ello.

Historia

El uso de sellos corporativos para fines comerciales se remonta a la Edad Media, cuando los documentos oficiales eran marcados para asegurar su importancia, así como la marca o para identificar quién o qué estaba legitimando los documentos. Por ejemplo, el Vaticano o la aristocracia sellaban los documentos oficiales para designar su importancia y urgencia, así como cumplir y ejecutar la legalidad de los documentos. Hoy en día, el sello corporativo toma más de la ley Inglesa antigua. En el pasado, con el fin de legitimar los documentos, los abogados vertían cera caliente sobre ellos, entonces imprimían la cera con un anillo que llevaba el sello de la empresa o corporación que estaba oficiando la documentación. Esta forma de sellar evolucionó durante finales del siglo 19 y principios del siglo 20, cuando los sellos de goma se utilizaban con más frecuencia para legitimar los contratos de negocios y documentos. Los sellos corporativos fueron personalizados para cada empresa, que llevan su logotipo, el nombre de la empresa, la fecha de copyright y el número de patentes.

Tipos

Los sellos de negocios vienen en una variedad de tipos. Dos de los tipos más habituales son los sellos de goma y grabadores en relieve de acero. Los sobres con sello se están convirtiendo rápidamente populares entre las marcas corporativas. Estos sobres incluyen direcciones de retorno pre-impresas y logotipos corporativos. Los sellos a prueba de manipulaciones también son populares entre las personas jurídicas. Estos sellos están diseñados para desintegrarse una vez manipulados. Las impresoras eléctricas son otra alternativa más avanzada tecnológicamente para la creación de sellos corporativos en los documentos oficiales.

Consideraciones

Hay una serie de empresas en el mercado que ofrecen diseñar sellos corporativos para empresas nuevas. Dado que los sellos corporativos ya no son necesarios para legitimar los documentos oficiales, el pago de tales servicios es importante para una operación comercial legítima. La creación de un sello corporativo, sin embargo, ofrece a las empresas una marca o un medio de identificarse en el mercado. Las empresas nuevas deben tener esto en cuenta antes de pagar por tales servicios. De lo contrario, el pago de tales servicios puede añadir gastos innecesarios en la construcción de una sociedad anónima.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles