Pros y contras del débito directo

Escrito por barb nefer | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Pros y contras del débito directo
El débito directo es una alternativa a la emisión de cheques para las facturas en curso. (check book image by Rob Hill from Fotolia.com)

El débito directo es un método de pago que permite a una empresa sacar dinero de la cuenta bancaria de un consumidor o de una tarjeta de crédito para pagar una factura. Un débito directo regular puede ser configurado para pagar gastos corrientes como facturas de servicios públicos o préstamos sin ninguna acción por parte del consumidor. El dinero va a la empresa en la fecha especificada. El débito directo tiene muchas ventajas, tales como la comodidad, pero también tiene algunos aspectos negativos.

Otras personas están leyendo

Pagos a término

El débito directo asegura que tus pagos lleguen a tiempo. No tienes que acordarte de enviar por correo los cheques antes de la fecha de vencimiento o preocuparte acerca de que los pagos se retrasen o se pierdan en el correo. Puedes incluso irte de vacaciones o a un viaje de negocios sin preocuparte por las fechas de vencimiento que caen justo mientras estás viajando. Este el medio de pago a tiempo mejora tu solvencia. Tu historial de pagos de cuentas es un factor clave para tabular la calificación, indica la empresa de calificación crediticia FICO.

Archivos

Hay registros de pago automático con débito directo porque las transacciones aparecerán en tus registros de cuentas corrientes o en el estado de tu tarjeta de crédito. Puedes fácilmente generar el recibo de pago si alguna vez es necesario.

Ahorros

La mayoría de los bancos ofrecen pagos de cuentas gratis a través de débito directo como una ventaja de la cuenta corriente. Esto te ahorra el costo de emitir y enviar cheques. El emisor de tu tarjeta de crédito puede hacerte ganar millas aéreas, descuentos u otros incentivos si tienes una tarjeta de recompensas y utilizas la cuenta para hacer pagos a través del débito directo.

Cambios en la cuenta

Puedes decidir voluntariamente cerrar la cuenta bancaria o cancelar la tarjeta de crédito vinculada a tus débitos directos o puedes quedar obligado a hacerlo debido a fraude. Esto puede causar problemas con los débitos a menos que los cambies de inmediato porque las empresas tratan de tomar el dinero de una cuenta inexistente. Se marcará como un pago omitido y, posiblemente, agregará cargos por pagos atrasados. Ellos pueden estar dispuestos a renunciar a los cargos y adaptar tu registro si eres víctima de un fraude y presentas pruebas.

Fondos disponibles

Debes asegurarte de que haya suficiente dinero en tu cuenta bancaria o disponible en tu tarjeta de crédito para cubrir todos los débitos directos, Majella Corrigan de "Money Magazine", advierte. De lo contrario el pago probablemente será rechazado y se te acumularán cargos por pagos atrasados, cargos en el banco o por exceder el límite. El retraso o la falta de pago dañará daño a su calificación crediticia.

Errores

Una empresa puede retirar por error una cantidad incorrecta de tu cuenta. Puedes sobregirar la cuenta o superar tu límite si estás utilizando una tarjeta de crédito y el error es lo suficientemente grande como para tomar todos los fondos disponibles. El sitio web de las habilidades financieras Minded Money aconseja que revises los estados de cuenta mensualmente con cuidado. No basta con ver el nombre de la empresa. Asegúrate de que la cantidad retirada sea correcta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles