Pros y contras de la exposición de los niños a los juegos electrónicos

Escrito por erica roth | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Pros y contras de la exposición de los niños a los juegos electrónicos
Evitar la exposición es la mejor forma de evitar problemas. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los juegos electrónicos, ya sean portátiles o parte de una consola más grande, forman una parte extensa de las vidas de los niños del siglo XXI. Según Henry J. Kaiser Family Foundation, el 83% de los niños menores a 6 años participan en alguna forma de actividad electrónica a diario; la pantalla puede ser un televisor, computadora o videojuego. Este tipo de exposición es en última instancia una elección personal por parte de los padres. Los videojuegos y los juegos electrónicos tienen pros y contras en los niños. Elegir juegos que son apropiados para las diferentes edades y limitar el tiempo de exposición a la pantalla a 1 o 2 horas por día es una recomendación apoyada por la American Academy of Pediatrics.

Otras personas están leyendo

Coordinación motora

Las compañías de juguetes comercializan juegos electrónicos para bebés y niños al igual que para los niños más grandes y los adolescentes, y promocionan que su sistema ayudará al desarrollo de sus habilidades motoras. Los juegos que requieren un control de mano tipo "joystick" o un bolígrafo stylus pueden beneficiar el desarrollo de las habilidades motoras, la coordinación mano-ojo y otras habilidades motoras visuales que puedan desafiarse cuando el niño está expuesto a los videojuegos electrónicos. El NYU Child Study Center establece que cuando se usan con moderación, los juegos de este tipo pueden mejorar las habilidades motoras, pero el uso debe ser controlado de cerca.

Habilidades de pensamiento crítico

La exposición de los niños a los juegos electrónicos puede ser educativa en el ambiente correcto. No todos los videojuegos tienen beneficios educativos y son puramente de entretenimiento. Los juegos que se centran en lectura, matemáticas y otras asignaturas académicas pueden ayudar al niño a aprender habilidades de pensamiento crítico y analítico que se requieren para resolver problemas. Incluso jugar juegos no educativos de vez en cuando puede ayudar a este proceso. Por ejemplo, elegir qué camino tomar en una carrera de automóviles puede enseñarle al niño sobre las consecuencias de sus acciones si termina cayendo en una cuneta.

Por otro lado, el NYU Child Study Center le recuerda a los padres y a las personas a cargo de los niños que deben enfocarlos en su trabajo escolar al igual que en jugar juegos. Es posible que los niños que pasan horas cada día jugando videojuegos no estén utilizando la suficiente cantidad de tiempo en sus tareas y otras actividades académicas relacionadas.

Liberación de estrés

Los niños sufren estrés al igual que los adultos, según el NYU Child Study Center. Los juegos electrónicos y los videojuegos pueden ayudar a los niños a despejarse durante un rato de su larga jornada escolar y también a sentirse frescos para el día siguiente. Cuando los juegos electrónicos se usan como un "entretenimiento liviano" de esta forma, la liberación de estrés que logran puede ser un beneficio para toda la familia.

Agresión y violencia

La exposición a la violencia, la agresión y otros comportamientos que son vistos de forma negativa en la mayoría de los círculos de padres son un inconveniente al permitirle a los niños jugar este tipo de videojuegos. Los juegos que se enfocan en matar a los oponentes para ganar puntos y premios pueden llevar a una diferencia dificultosa entre la realidad y la fantasía, y pueden producir una reacción insensible a la violencia, según el NYU Child Study Center. El informe de otoño de la Henry J. Kaiser Family Foundation sobre el rol de la difusión electrónica en las vidas de los niños menores a 6 años informa que es probable que los niños de ambos sexos emulen comportamientos tanto positivos como negativos que ven en la televisión y en otras formas de difusión electrónica, incluyendo los videojuegos. Según el informe, es más probable que los niños exhiban comportamientos más agresivos que las niñas.

Obesidad en la niñez

La exposición excesiva a los videojuegos puede contribuir a una limitada actividad física. Las actividades que la Clínica Mayo define como "sedentarias" incluyen: mirar televisión, jugar videojuegos y mandar mensajes de texto. Estas actividades en algunas familias pueden volverse una prioridad por encima de ir afuera a jugar, y si los niños de forma rutinaria eligen los videojuegos y se pierden las formas más tradicionales de ejercicio, pueden estar en riesgo de sufrir obesidad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles