Cómo proteger tu cabello en un sauna seco

Escrito por elton dunn | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo proteger tu cabello en un sauna seco
(Andrea Chu/Photodisc/Getty Images)

Nada ahuyenta más la depresión que provoca la temporada invernal que un relajante sauna seco. Los saunas relajan tu cuerpo y tus músculos y pueden estimular tu sistema inmunológico. Pero si no tomas precauciones para proteger tu cabello, este mismo calor seco rejuvenecedor podría deshidratarlo y recalentarlo, haciendo que quede crespo. Protege tu pelo con una toalla y luego aplícate un programa de acondicionamiento para devolverle la humedad a tus cabellos resecos. Los saunas son una ocasión conveniente para nutrir tu pelo mientras atiendes tu cuerpo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una toalla
  • Tratamiento de aceite caliente
  • Un acondicionador en aerosol

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Aplica un tratamiento de aceite caliente sobre tu cabello durante tu sesión de sauna. Primero enjuaga tu pelo para humedecerlo, luego distribuye sobre éste el aceite para el tratamiento térmico, el cual puedes adquirir en las tiendas de artículos de belleza o en farmacias. Si no te agrada la idea de alisar tu pelo con aceite o no tienes tiempo para lavarte con champú después del sauna, salta este paso.

  2. 2

    Cubre tu cabello con una toalla. Ingresa al sauna y relájate. Este baño a vapor calentará tu cuerpo y el aceite de tu pelo acondicionándolo profundamente. La toalla que cubre tu cabeza también evitará que tu pelo se reseque. Aún cuando no te apliques el tratamiento con aceite caliente, la toalla te ayudará a proteger tu cabellera del calor seco del sauna.

  3. 3

    Sal del baño a vapor para enjuagar el aceite de tu pelo después de que haya transcurrido el tiempo adecuado. (Esto depende del tipo de aceite que uses; la mayoría puede permanecer durante 30 minutos, según Daily Glow.)

  4. 4

    Enjuaga bien tu cabello después del sauna. Lávate la cabeza con un champú suave. Como el aceite enriqueció tu pelo, no necesitas usar un acondicionador.

  5. 5

    Si observas que tu cabello luce crespo pese a tus esfuerzos por protegerlo, rocía tu cabellera con un acondicionador en aerosol que no se enjuague. Hairfinder señala que el acondicionamiento durante varios días ayuda al cabello crespo a recuperar la humedad. Durante este tiempo, evita secarte el pelo con secador o de lo contrario le estarás dando calor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles