Cómo proteger a tu cámara SLR en temperaturas bajo cero

Escrito por carolyn rumsey | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo proteger a tu cámara SLR en temperaturas bajo cero
Antes de utilizar la cámara en temperaturas bajo cero, consigue protegerla para evitar los daños por el agua. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Cuando tomas una fotografía en temperaturas bajo cero, tienes que prepararte para más que el frío. Los elementos pueden ser ásperos en las cámaras réflex digitales, por lo que tendrás que hacer un esfuerzo extra para proteger esa cámara tan delicada y ajustada. Esto se puede lograr incluso con un presupuesto mediante el uso de técnicas simples y equipos gratuitos. Al tomar algunos pasos hacia la protección de tu cámara, serás capaz de usarla para fotografiar impresionantes escenas de invierno durante muchos años.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Baterías
  • Paños para los lentes
  • Bolsa para la cámara
  • Carcasa a prueba de agua
  • Bolsita de plástico
  • Trípode

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Empaca un montón de baterías, ya sea normales o recargables, por el doble de la cantidad que normalmente llevas. Las bajas temperaturas hacen que las baterías sean menos eficientes y, por lo tanto, tendrás que cambiarlas más a menudo. Mantén las baterías calientes y secas para ahorrar energía mediante el almacenamiento cerca de tu cuerpo o en un guante impermeable adicional. Puede ser útil apagar la pantalla LCD para ahorrar la energía de la batería.

  2. 2

    Vístete bien para el clima. Usa capas que sean resistentes a la intemperie y al calor. Una tienda de mochilero es un buen lugar para encontrar ropa hecha para soportar las inclemencias meteorológicas. Compra guantes que tengan una solapa en la parte superior que permitan exponer la punta de los dedos para que puedas trabajar con las pequeñas características de la cámara. Guarda la cámara lo más cerca posible del cuerpo, excepto cuando estés fotografiando; el calor conservará la energía y la función de la cámara.

    Cómo proteger a tu cámara SLR en temperaturas bajo cero
    La clave para proteger la cámara con tu cuerpo caliente es protegerla con una ropa caliente, forrada y gruesa resistente a la intemperie. (Thomas Northcut/Lifesize/Getty Images)
  3. 3

    Protege tu cámara de los daños por el agua producido por la nieve. Sólo saca tu cámara de una funda impermeable o chaqueta durante unos segundos mientras saques una foto. Si la nieve está cayendo densamente, la cámara debe ser puesta en una caja a prueba de agua que se puede comprar en línea o en tiendas fotográficas para tu modelo específico. Para unas nevadas más ligeras también puedes cubrirla con una bolsa de plástico o gorro de ducha mientras configuras la imagen y destapas el lente sólo por el tiempo necesario para disparar y tomar la imagen. Lleva varios paños para limpiar el lente de la cámara. Límpiala con frecuencia, ya que es posible que la nieve se congele en la cámara incluso en temperaturas bajo cero. Utiliza sólo el material que se etiquete como un paño de cámara ya que otros pueden rayar la superficie del lente.

  4. 4

    Lleva una cabeza de liberación rápida para tu trípode. Esto limita la cantidad de tiempo que la cámara tiene que estar a la intemperie, ya que es fácil de ajustar dentro y fuera del trípode. Sin embargo, tienes que mirar muy de cerca el trípode, ya que éste se puede congelar. Existe una lubricación en las articulaciones que le permiten abrir y cerrar. Si la lubricación se congela, es posible que no puedas doblar el trípode hacia arriba.

  5. 5

    Toma precauciones especiales para evitar el problema de la condensación al trasladar la cámara desde el frío hacia el interior nuevamente. Los ambientes cálidos harán que se forme condensación en la cámara fría, tanto por fuera como por dentro. El agua en el interior de las cámaras réflex es particularmente peligrosa debido a las piezas complejas y delicadas. Trata de transferir la cámara entre las temperaturas frías y cálidas gradualmente. Puedes configurar la cámara en una ventana fría, en un porche sin calefacción o en una bolsa caliente en el frío. Envuelve la cámara herméticamente en un envoltorio de plástico de modo que la condensación se forme en el plástico, no en la cámara. Si tu cámara empieza a mojarse, retira inmediatamente la batería, tarjeta de memoria y tapa del objetivo, mantén las puertas del compartimiento abiertas y no utilices la cámara hasta que se haya secado. No expongas la cámara de nuevo en el frío, en un intento por detener la condensación.

Consejos y advertencias

  • No cargues las baterías hasta que tomes tu primera instantánea; de esta manera puedes mantener el calor en éstas hasta que absolutamente las necesites.
  • Predefine las funciones en la cámara antes de salir para reducir el tiempo en que la cámara esté expuesta al clima frío. Es posible que desees establecerla en el "ajuste de nieve", y también puedes predefinir funciones, tales como ISO, balance de blancos, manual o autoenfoque.
  • Nunca te aventures en situaciones meteorológicas que sean peligrosas o potencialmente mortales; es obvio que no serás capaz de tomar fotografías si tú te lesionas y tu equipo se daña.
  • No trates de seguir fotografiando en una gran nevada a menos que tengas una carcasa resistente al agua; puede producirse un daño irreversible por agua que arruinará tu cámara.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles