Qué provoca la disfunción de las trompas de Eustaquio y las infecciones de oído

Escrito por joe sharg | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué provoca la disfunción de las trompas de Eustaquio y las infecciones de oído
Aunque las infecciones de oído son frecuentes en los niños, deben tratarse como un problema serio para evitar un daño permanente. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las trompas de Eustaquio son los canales que conectan el oído medio con una zona que se encuentra en la parte posterior de la nariz que se llama nasofaringe. Sus funciones son las de ayudar a mantener una presión estable en el oído medio y drenar el exceso de líquido que se acumula detrás del tímpano. En los niños, las trompas de Eustaquio son estrechas y muy flexibles; además, están en un ángulo que hace que sean más propensas a tener un mal funcionamiento. La suma de estos tres atributos de la infancia conforma la razón principal por la que los niños muy pequeños, especialmente los menores de cinco años, padecen con frecuencia infecciones de oído. En la mayoría de los casos, las trompas de Eustaquio se normalizan y se vuelven plenamente funcionales en la edad adulta. No obstante, en algunas personas puede ocurrir que ese mal funcionamiento se mantenga hasta la edad adulta, dando lugar a la aparición de infecciones de oído y otros síntomas recurrentes.

Otras personas están leyendo

Otitis media aguda

La otitis media aguda, también conocida como infección en el oído medio, es una infección causada por la acumulación de líquido detrás del tímpano. Aunque es más común en niños, puede darse en cualquier persona que padezca un mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio. El gran problema de esta infección es que no sólo se produce debido a un mal funcionamiento de las trompas de Eustaquio, sino que también provoca inflamación y un cierre aún más pronunciado de ellas. A menudo es necesario administrar un tratamiento con antibióticos para acabar con la infección. Cuando los niños sufren infecciones recurrentes a medida que se van haciendo mayores, algunos médicos recomiendan extirpar las adenoides (vegetaciones) y las amígdalas.

Malformaciones anatómicas

Las malformaciones anatómicas, como el paladar hendido u otras anomalías faciales, pueden provocar irregularidades en la trompa de Eustaquio. En muchos casos, o bien son demasiado estrechas, o bien están bloqueadas debido a algún defecto en las estructuras circundantes. Las personas afectadas pueden sufrir infecciones de oído frecuentes debido a la incapacidad de las trompas de Eustaquio para drenar los líquidos del oído medio.

Reflujo gastroesofágico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) puede causar inflamación en las trompas de Eustaquio y en los tejidos que las rodean. La hinchazón producida por la inflamación puede bloquear las trompas y evitar que funcionen de la manera adecuada. El resultado final es un mayor riesgo de padecer infecciones de oído.

Infecciones de las vías respiratorias superiores

Las infecciones en las vías respiratorias superiores, generalmente causadas por virus, pueden provocar hinchazón en la mucosa que recubre la nariz, en los senos paranasales y en los tejidos que rodean las aberturas de las trompas de Eustaquio. Esta hinchazón puede bloquear las trompas, impidiéndoles funcionar adecuadamente. Las infecciones de oído frecuentemente son producidas por este mecanismo, especialmente en niños pequeños. También en este caso, si se producen frecuentes infecciones respiratorias de las vías superiores que lleven a la inflamación de las amígdalas y las adenoides (lo que favorece las infecciones de oído), el cirujano puede recomendar una amigdalectomía o adenoidectomia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles