Cómo provocar contracciones

Escrito por michelle johnson | Traducido por mariana perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo provocar contracciones
Encontrarte con tu bebé es la recompensa por iniciar con éxito el parto. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

A medida que el final del embarazo se acerca, las mujeres embarazadas están pendientes con gran anticipación para detectar signos de comienzo del parto. En este punto, te duele la espalda, no puedes dormir bien por la noche y ya estás lista para finalmente cargar a tu bebé en tus brazos. Desafortunadamente, si tu cuerpo no está listo para entrar en el trabajo de parto por su cuenta, los intentos para inducirlo pueden estar llenos de dificultades, incluso para el médico. Aunque las personas sugieren una variedad de métodos para provocar las contracciones del parto, realmente existe evidencia de la efectividad de sólo unos pocos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Prostaglandinas
  • Un dispositivo de dilatación mecánica
  • Misoprostol
  • Pitocina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Estimula tus pezones al succionarlos, frotarlos o moverlos. Para asegurarte de que no estimulas en exceso el útero, manipula tus senos durante cinco minutos y luego espera 15, para ver qué efecto tiene. Sólo estimula una mama a la vez y evita la estimulación de los pezones durante las contracciones. Deténte cuando tus contracciones se produzcan cada tres minutos o duren un minuto o más. La eficacia de la estimulación de los pezones no se ha demostrado de forma concluyente por estudios científicos, pero un estudio de 2011 en el "ACTA Obstetrica et Gynecologica Scandinavica" encontró que la estimulación de la mama fue eficaz y segura para las mujeres que se han sometido a cesáreas previas y dado a luz cinco o más veces.

  2. 2

    Aplica prostaglandinas, sustancias que pueden ayudar a dilatar el cuello uterino, adelgazar y suavizar tu vagina. Las prostaglandinas como Cervidil y Prepidil incrementan tus posibilidades de entrar en el trabajo de parto dentro de 24 horas, según indica una revisión de las técnicas de inducción del parto en 2003 "American Family Physician" (Médico de la familia estadounidense). Sin embargo, también pueden estimular en exceso el útero y causar otros efectos secundarios negativos tales como náusea, vómitos y diarrea.

  3. 3

    Barre tus membranas. En este procedimiento, el médico o la partera introduce un dedo en el cuello del útero durante un control cervical y desprende el saco amniótico de tu cuello uterino. Un barrido de la membrana puede ayudar a provocar contracciones, pero de acuerdo a un estudio realizado en 2000 en "Obstetrics and Gynecology" (Obstetricia y ginecología), sólo es eficaz en madres por primera vez que tenían el cuello uterino no favorable preparado con una prostaglandina.

  4. 4

    Inserta un dispositivo mecánico, como una sonda de Foley, en el cuello del útero para liberar prostaglandinas y ayudar a dilatar el cuello del útero. Los dilatadores mecánicos ayudan con éxito a abrir el cervix, pero conllevan riesgos de sangrado, infección y ruptura de la membrana. Sólo tu proveedor de cuidados de la salud debe tratar de dilatar el cuello del útero con un dispositivo mecánico.

  5. 5

    Usa misoprostol para ayudar a madurar el cuello uterino. La revisión de los métodos de inducción del parto en "American Family Physician" (Médico de la familia estadounidense) encontró que el misoprostol aumenta la tasa de partos vaginales en 24 horas. Lleva el riesgo de sobreestimulación tu útero y puede causar ruptura uterina en mujeres que tengan una cesárea previa.

  6. 6

    Inicia una bomba IV de pitocina, una forma artificial de pitocina utilizada para iniciar o fortalecer las contracciones. De acuerdo con la revista "American Family Physicia" (Médico de la familia estadounidense), los médicos prefieren usar pitocina para inducir el parto cuando una mujer tiene un cuello uterino favorable, y muchos estudios apoyan su eficacia para estimular las contracciones. Sin embargo, la pitocina causa contracciones más largas y dolorosas, puede reducir el oxígeno a tu bebé y aumenta las tasas de cesárea debido al difícil trabajo de parto por estrés fetal.

Consejos y advertencias

  • Las relaciones sexuales se recomiendan a menudo como un método natural para inducir el parto debido a que las prostaglandinas en el semen pueden estimular las contracciones. Siempre y cuando la fuente no se haya roto, este método de inducción es seguro, aunque si un poco incómodo, pero la evidencia científica no apoya su eficacia. Dos estudios en "Obstetrics and Gynecology" (Obstetricia y ginecología), uno de 2006 y otro de 2007, ambos descubrieron que las relaciones sexuales no ayudaron a preparar el cuello del útero para el parto o aumentar la posibilidad de entrar en el trabajo de parto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles