Proyecto de una silla reciclada

Escrito por heidi cardenas | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Proyecto de una silla reciclada
Reciclar significa más que papel, plástico y aluminio. (Martin Poole/Stockbyte/Getty Images)

El reciclaje abarca más que botellas de plástico y latas de aluminio. El reciclaje es una manera práctica de vivir mediante la reutilización y reasignación de elementos y objetos prolongando la vida de ellos, para mantenerlos fuera de los rellenos sanitarios y para proteger el medio ambiente. Los elementos comunes que se pueden reciclar son ropa, desechos de la cocina (reciclado a través del compostaje), juguetes y electrónica. La mayoría de los fabricantes y los minoristas tienen programas de reciclaje para sus productos. Incluso los muebles son reciclables y los proyectos de sillas recicladas son buenas maneras de mantener un mueble práctico en uso y fuera del contenedor.

Otras personas están leyendo

Trapos

Convierte los trapos, las camisetas viejas, la ropa que ya no te sirve y las toallas viejas en una cómoda e inusual silla que puedes hacer en un par de horas. Dobla los materiales en trozos de tamaño y forma uniformes para apilarlos, inserta dos piezas de tubería flexible para dar forma al respaldo de la silla y ata las secciones con cuerdas convirtiéndolas en una forma de silla. Si no tienes suficientes camisetas o toallas viejas para tu silla, busca en ventas de garaje, mercados de pulgas y tiendas de segunda mano para tener extras de bajo costo para completar tu silla.

Pintura

Las sillas de madera viejas y la pintura son los principales elementos de un proyecto de reciclado de una silla simple. Pinta una silla conseguida en el mercado de pulgas o que encuentres en la acera para darles nueva vida y estilo. Revisa y aprieta todas las juntas, lija los arañazos y los bordes ásperos, y reemplaza las patas de la silla desgastadas. Usa colores brillantes y audaces individuales o dos o tres colores complementarios. Prueba con un color lavado o raya las superficies pintadas con un lavador de metal para crear un degradado o un aspecto envejecido. Utiliza las etiquetas o plantillas de estencil en los respaldos de las sillas y en los asientos para dar un un aspecto romántico.

Recuperar

Repara las sillas viejas, rotas o gastadas con nuevas bases en los asientos o con franjas de tela. Reúne un destornillador, tijeras, grapadora o tachuelas de tapicería, almohadilla para la silla y la tela, y quitar el asiento de la silla vieja. Retira la tela vieja, agrega relleno y corta la nueva tela para cubrir el asiento, y grápala en la parte inferior del asiento. Añade una cubierta inferior de cartón duro o de cuero si lo deseas. Añade un respaldo a juego para un aspecto más formal. Utiliza telas hermosas u sábanas lisas limpias para cubrir sillones acolchados. Cubre la silla y sostén la tela en su lugar con cubierta de tela elástica. O, gira la silla tapizada colocándola boca abajo y retirando las grapas y tachuelas de tela con cuidado, mantén el relleno en su lugar y recubre con el nuevo tejido a lo largo de las líneas de la tapicería.

Plástico

Recicla sillas de plástico de jardín de forma creativa. Toma dos sillas de plástico viejas, júntalas y ata los brazos y las patas con una cuerda para darle un decorativo refuerzo estructural. Usa cuerda de nailon de colores o de fibra para conseguir distintos estilos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles