Proyectos de ciencia para enseñar densidad en primer grado

Escrito por sam grover | Traducido por natalia manzelli
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Proyectos de ciencia para enseñar densidad en primer grado
Las poblaciones pueden tener densidad. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La densidad es un tema que puede ser enseñado a los niños de los primeros años de la escuela, aunque debería ser abordado a un nivel superficial dado que es un concepto un poco complejo para un niño de seis años. Puedes, sin embargo, realizar experimentos y proyectos que expliquen el concepto de densidad y así construir una base firme para su incorporación en el futuro.

Otras personas están leyendo

Conteo de densidad

Busca algo en que los niños pequeños estén interesados, como los Legos y caramelos, entre otros, ya que querrán contarlos. Marca dos pequeños espacios de igual dimensión o usa contenedores como tazas. No tiene importancia los que elijas en tanto sean del mismo tamaño.

Explica la densidad a tus niños, luego pon unos caramelos o juguetes en cada uno de los contenedores. Cuéntalos primero, y haz que los niños quiten unos pocos de uno de los contenedores y déjalos que lo pongan en el otro. Pregúntales cuál tiene la mayor densidad, seguidamente consúltales cuál. Repite este proceso desde una variedad de ángulos, haz que coman uno de los caramelos, o que vacíen un contenedor completamente. El punto importante es que un recipiente tenga más caramelos, incluso si en ambos recipientes tienen la misma cantidad de espacio ocupado.

Volumen vs densidad

Dale a tus niños objetos diferentes que sean similares en forma, pero diferentes en peso. Las pelotas o bolas son un buen ejemplo. Dales una de béisbol, una de golf y otra de baloncesto, o cualquier otra que tenga un contraste evidente.

Ayuda a tus niños a medir la circunferencia, luego que adivinen cuál sería la más densa (pesada). Acto seguido, pesa cada pelota en una balanza y ratifica o rectifica la hipótesis de los niños. Esta será una demostración de cómo el volumen y la densidad no están siempre conectados.

Densidad de los maletines

Busca dos maletines en tu casa, haz que los niños pongan algunas prendas en uno. Luego, aliéntalos a llenar el otro tanto como puedan con lo que ellos quieran, hasta que casi no puedan cerrarlo (pero debes prestar atención para que no lo rompan).

Luego pídeles que intenten levantar ambos. El que se llenó del todo estará más pesado. Pregúntales por qué pasa esto y discute con ellos la diferencia. Probablemente comprenderán rápidamente. Esta lección es más una cuestión de entender el concepto de densidad al verlo.

Huevos y agua

Llena dos vasos con agua, pero agrégale sal a uno. Deberías usar bastante sal, cerca de 10 cucharadas para un vaso.

Luego, pon un huevo en cada vaso. Este se hundirá en el que contenga solo agua y flotará en aquel que tenga sal. Haz que tus niños pongan más sal al vaso y miren como se eleva más y más.

La razón de esto es que la sal hace más densa al agua, generando una base más sólida para que el huevo se apoye, a pesar de que ocupe la misma cantidad de espacio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles