Proyectos para demostrar cómo hacer que los tomates brillen en la oscuridad

Escrito por jyoti jennings | Traducido por ana pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Proyectos para demostrar cómo hacer que los tomates brillen en la oscuridad
Puedes hacer que los tomates comunes brillen. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Todas las cosas que brillan en la oscuridad tienen algún tipo de fósforo. La propiedad científica de los fósforos luminiscentes puede demostrarse creativamente haciendo que objetos comunes, como los tomates, brillen. Los tomates que brillan son un experimento relativamente simple que lleva menos de una hora y son una manera divertida y memorable de mostrar cómo la reacción química de los fósforos es lo que se usa para hacer los juguetes que brillan en la oscuridad.

Otras personas están leyendo

Fósforos

El fósforo es una sustancia que irradia un brillo después de ser energizada con otro tipo de fuente de energía. La energía absorbida se libera en forma de luz. Ese es el motivo por el cual a veces las instrucciones de los juguetes de brillan en la oscuridad indican que debes sostenerlos cerca de una luz durante unos instantes antes de que brillen en la oscuridad. Los químicos han ideado muchas sustancias que se comportan como el fósforo, incluyendo el zinc, el sulfuro y el estroncio, para su uso en procesos de fabricación. Los fósforos se usan en objetos como pantallas de TV, de computadora y luces fluorescentes, así como también en los juguetes para niños.

Obtener los materiales para el experimento

Necesitarás un tomate, un fósforo líquido, agua oxigenada y una jeringa para inyectar los químicos en el tomate. Para el fósforo, puedes raspar el material rojo de la cabeza de una cerilla y sumergir el material en blanqueador. Usa una cantidad de blanqueador suficiente para que las cabezas de los fósforos queden sumergidas. Una vez que se hayan disuelto bien y el líquido haya reposado durante aproximadamente 20 minutos, debería haber dos capas en el recipiente: una líquida y una sólida. La capa líquida debe usarse como fósforo.

Hacer que un tomate brille

Usa una jeringa para inyectar el fósforo líquido en el tomate sin cortar. Mueve la jeringa una pulgada (2,54 cm) y continúa hasta cubrir toda la circunferencia del tomate. Luego, llena la jeringa con agua oxigenada e inyéctala en el tomate repetidamente para activar el fósforo. El tomate pronto comenzará a brillar. El uso de fósforo en este experimento es más similar al de una barra brillante común, donde se abre un recipiente pequeño dentro de la barra para mezclar los químicos que contiene. La reacción química de mezclar estas dos sustancias energiza el fósforo y produce un brillo.

Advertencias y consejos

Espera para inyectar el agua oxigenada en el tomate hasta que estés listo para mostrar el efecto porque la luminiscencia se desvanece después de un par de horas, al igual que en las barras brillantes. Prepara el experimento y muestra los tomates brillantes en un área segura donde no haya riesgo de derramar los químicos y causar daños. Además, usa guantes y ten un grifo de agua cerca para lavar los químicos que puedan salpicar tu cuerpo sin que te des cuenta. Luego del experimento, el tomate de ninguna manera debe comerse porque los químicos que se le inyectan son venenosos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles