Proyectos de feria de ciencias

Escrito por laura gianino | Traducido por maría belén llanos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Proyectos de feria de ciencias
Convierte tu hogar en un verdadero laboratorio con experimentos fáciles y divertidos. (chemistry work image by Andrey Kiselev from Fotolia.com)

Descubre y aprende propiedades físicas con proyectos de feria de ciencias divertidos. No necesitas tener elementos de laboratorio costosos para poder realizar proyectos de ciencias interesantes. Puedes experimentar con electricidad, temperatura, agua o incluso con las fases de la materia en proyectos que puedes hacer en la escuela o en tu hogar. Observa y registra los resultados para impresionar a tus compañeros.

Otras personas están leyendo

Electricidad estática

Experimenta la sacudida de la electricidad estática con tus propios pies. Si frotas tus pies en una alfombra, notarás que cuando toques determinados objetos sentirás una pequeña descarga eléctrica o podrás ver una chispa. Esto suele suceder con clima seco. Lleva a cabo un experimento para determinar con qué materiales se logra ver una chispa creando electricidad estática en con tus pies y luego tocando objetos. Observa qué materiales hacen chispa, te dan una pequeña descarga eléctrica y cuáles no hacen nada; registra tus resultados. Puedes hacer el mismo experimento con distintos tipos de calzado. Investiga qué materiales hacen chispas y cuáles no. Por ejemplo, una suela de goma contra una de cuero. Anota tus observaciones. Hazlo con precaución y procura mantenerte lejos de materiales inflamables mientras realices este experimento.

Temperatura

Intenta descubrir la manera más rápida de enfriar una lata de gaseosa a temperatura ambiente para experimentar las distintas maneras en las cuales se transmite la temperatura. Llena con hielos un contenedor de espuma de poliestireno, en el cual las latas queden sumergidas. En otro contenedor de espuma de poliestireno pon agua con hielos. Utiliza un termómetro digital para registrar la temperatura de ambos contenedores; también anota la temperatura del refrigerador, del congelador y la temperatura ambiente de las latas de gaseosa. Coloca tres latas dentro del contenedor que tenía sólo hielo, tres en el contenedor de agua con hielo, tres en el refrigerador y tres en el congelador. Anota la hora. A intervalos regulares, por ejemplo cada cinco o diez minutos, saca las latas de sus respectivos lugares y mide la temperatura de cada una. Asegúrate de anotar la hora y la temperatura cada vez que lo haces. Luego, vuelve a colocar las latas en su lugar. Observa el momento en el cual la temperatura de las latas se estabiliza y calcula la temperatura promedio entre las tres latas de cada sitio. Puedes hacer un gráfico para observar la temperatura de las latas y el tiempo que tardaron en enfriarse desde el comienzo del experimento para descubrir qué método es el más eficaz.

Fluidos

Explora la presión del agua para determinar si la presión aumenta con la profundidad. Toma un contenedor vacío, puede ser una botella de plástico o una lata. Hazle agujeros equidistantes y de igual tamaño, comenzando desde abajo hacia arriba. Llena el contenedor con agua. Mide y registra la distancia desde el contenedor a la que cae cada chorro de agua de cada agujero. Puedes ayudarte dibujando un gráfico para registrar la ubicación de los agujeros en comparación a la distancia del chorro de agua de cada uno. Registra tus observaciones para determinar si a mayor profundidad mayor presión.

Fases de la materia

Separa el agua pura de un jugo de frutas haciendo un experimento de destilación. Un destilado es el vapor que sale de un líquido en ebullición luego de que se haya enfriado. Coloca una cacerola con tapa en la cocina. Vierte dentro de la cacerola una taza de jugo de frutas con color, como por ejemplo, jugo de uvas. Deja a un lado el resto del jugo. Coloca una taza de café de cerámica en el centro de la cacerola con el jugo de uva. Pon un bol por encima de la taza de café para atrapar el líquido condensado. Pon la tapa de la cacerola dada vuelta sobre la cacerola. Pon algunos hielos sobre ella, y reemplázalos a medida de que se vayan derritiendo. Haz que el jugo llegue a su punto de ebullición a fuego moderado. Luego, apaga el fuego y deja que la cacerola se enfríe. Con ayuda de unos guantes de cocina, levanta la tapa de la cacerola y quita el bol de arriba de la taza de café. Saca la taza de café de la cacerola. Deja que la taza se enfríe, y vierte el jugo de la cacerola en un recipiente transparente. Compara el jugo destilado del recipiente con el jugo que habías dejado a un lado. Una vez que el líquido se enfríe, registra tus observaciones basadas en el color y el sabor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles