La psicología de una conducta agresiva

Escrito por rebecca deluccia-reinstein | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La psicología de una conducta agresiva
Las conductas agresivas tienen distintas causas. (anger image by c_narsted from Fotolia.com)

El comportamiento agresivo tiene muchas raíces, desde causas genéticas heredadas de los padres hasta comportamientos aprendidos que se obtienen a través de una serie de experiencias repetitivas. Consideraciones médicas tales como trastornos psicológicos o reacciones a los medicamentos pueden provocar una agresividad superficial en personas que de otra manera serían felices y obedientes. Entender la agresividad también incluye la determinación de la dirección intencionada de la conducta y la motivación que hay detrás de ella.

Otras personas están leyendo

Conductas heredadas o aprendidas

La investigación publicada en 2003 en la revista Neuron sugiere que, efectivamente, puede haber un vínculo genético en los arrebatos agresivos. El estudio, realizado con ratones, observó que los animales que carecían de un gen específico eran mucho más agresivos que aquellos ratones con el gen. Los seres humanos también tienen este gen, por lo que la investigación parece apoyar la idea de un vínculo genético en la agresión. Las conductas aprendidas, a diferencia de los rasgos heredados, no están vinculadas a la genética, sino que son adquiridas a través de la influencia del medio ambiente. Existe mucha investigación que apoya la causa del comportamiento aprendido.

Problemas médicos

Las razones médicas relacionadas con enfermedades mentales o con medicamentos son posibles causas de comportamientos agresivos. Si una persona tiene un trastorno psicológico subyacente, éste puede ser la causa de reacciones agresivas inadecuadas. Incluso si el individuo mentalmente enfermo está consciente de su condición, las agresiones graves igualmente pueden ocurrir ocasionalmente. Los medicamentos también tienen el poder de provocar comportamientos hostiles en personas que padecen o no una enfermedad psicológica. Las píldoras prescritas o los simples medicamentos de venta libre pueden causar irritabilidad, nerviosismo u otros sentimientos que generan agresividad.

Interna

La agresión interna se produce cuando las personas dirigen las acciones beligerantes contra ellas mismas. El castigo es un factor de motivación para hacerse daño a sí mismo y muchas personas agresivas regularmente participan de este comportamiento. En lugar de herir a otro ser humano, las personas que no pueden controlar la acción impulsiva la dejan escapar contra su propio cuerpo. La liberación es otro catalizador para dirigir agresiones internamente. En lugar de permitir que la agresión se acumule en el interior, el individuo se libera a través de la automutilación o de cualquier otra forma de comportamiento agresivo. Las personas que presentan conductas agresivas internas deben recibir atención médica, ya que estas acciones suelen ser síntomas de un problema emocional subyacente.

Externa

La agresión externa aparece en muchas formas. Desde la violencia doméstica y el acoso hasta las peleas de bar y las peleas de patio de colegio, las conductas agresivas externas ocurren cuando una persona dirige la acción hacia otra persona. Las causas de las agresiones externas varían y pueden incluir la presión social o una reacción ante un abuso anterior. La investigación publicada en 1998 en la revista Psychological Science sugiere que otros factores, tales como la presencia de un arma de fuego, también pueden tener un impacto en los comportamientos agresivos. Cada caso será diferente y no hay una sola causa vinculada como la razón detrás de los comportamientos agresivos externos.

Hostilidad frente a instrumental

La hostilidad es la agresión que tiene sus raíces en la ira. Los comportamientos agresivos motivados por la ira pueden tener consecuencias graves, especialmente cuando la furia impulsiva enceguece a la persona provocando que él o ella reaccione de una manera extremadamente peligrosa. La mayoría de los asesinatos son cometidos en un arrebato de ira cuando una persona no tiene el tiempo para pensar antes de reaccionar. La agresión instrumental, por otro lado, es la agresión que está motivada con un propósito. Un robo es un ejemplo de agresión externa cuando la persona que la comete golpea a la víctima. Los planes calculados para actuar agresivamente son menos frecuentes que los actos hostiles que se producen espontáneamente en el calor del momento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles