Psicología del contacto visual

Escrito por lisa parris | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Psicología del contacto visual
Aprende a mirar a los ojos al hablar con otros. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

El contacto visual es un elemento importante en el establecimiento y desarrollo de una relación. Aprender a entender esta forma de comunicación no verbal puede ayudarte a dejar una buena primera impresión y a descifrar los mensajes que otros están tratando de enviar si ellos están mirándote a los ojos o evitándolo activamente.

Otras personas están leyendo

Oculesics

Oculesics es el estudio de los ojos. Esta forma de comunicación no verbal se produce cuando dos personas se miran los ojos al mismo tiempo. Aunque la ocurrencia y la comprensión del contacto visual difiere entre las culturas, es considerado uno de los instrumentos más eficaces en la creación de un poderoso vínculo comunicativo entre dos personas. Los ojos durante mucho tiempo se han promocionado como "las ventanas del alma" y puedes aprender mucho sobre una persona mirándole a los ojos, pero primero debes aprender cómo leerlos.

Psicología del contacto visual
Aprende a leer las miradas. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Contacto visual

Cuando se te introduce por primera vez a alguien, mirarle a los ojos o evitar su mirada le enviará un mensaje instantáneo. Mirar a otros a los ojos durante una introducción les dice que la tienes en alta estima y que tienes confianza en ti mismo. Naturalmente, las personas son atraídas por aquellos que tienen un sentido saludable de autoestima. Pensar bien de ti mismo no es lo mismo que ser egocéntrico y egoísta. La seguridad y la confianza transmitida por el contacto directo con los ojos durante una introducción tranquiliza a ambas partes.

Durante una conversación, cuando haces contacto visual con el orador, le dices que lo escuchas y que es interesante lo que tiene que decir.

Quedarse mirando

Mirar a alguien a los ojos es una buena cosa. Mirar a alguien a los ojos y no mirar nunca a ningún otro lugar es simplemente espeluznante. El constante contacto con los ojos es amenazante e incómodo para el objeto de tu afecto visual.

El constante contacto con los ojos también puede ser un signo de engaño. Una persona puede estar activamente intentando de impedir evitar tu mirada al mentir, distorsionando su contacto con los ojos normal. Esto causa que se te quede mirando en su lugar.

Para mantener un nivel saludable de contacto visual, expertos en comunicación recomiendan mirar a alguien a los ojos a intervalos de cuatro a cinco segundos y luego mirar lejos brevemente, a su boca, nariz o algo cerca, y entonces restablecer el contacto con los ojos.

Aversión

Cuando no puede mirar a una persona a los ojos, generalmente significa que estás ocultando algo. Incluso si es sólo porque eres tímido o nervioso, pareces engañoso y deshonesto. La persona que habla contigo quedará preguntándose qué tratas de mantener en secreto. ¿Te parece aburrido? ¿Poco atractivo? ¿No vale la pena tu tiempo? Es muy probable que malinterpretarán cómo te sientes sobre ellos, obligándoles a asumir cosas que pueden ser desfavorables. Esta desafortunada situación social puede evitarse fácilmente haciendo contacto visual informal.

Dirección

Cuando estás hablando con alguien y haces una pausa para pensar en una respuesta, presta atención a la dirección en la que tus ojos se mueven. Una persona que está mirando a su izquierda está accediendo a la memoria; intenta recordar los hechos antes los transmitírtelos. Una persona que está mirando a su derecha está accediendo a la parte creativa del cerebro. Está inventando una versión de eventos o una historia que contarte.

Pupilas

La parte de contacto con los ojos que no puedes controlar es el tamaño de las pupilas. En 1975, Eckhard Hess descubrió que las pupilas hacen más que simplemente reaccionar a la luz. Cuando estamos interesados en la persona con la que estamos hablando o el tema sobre el que estamos hablando, nuestras pupilas crecen. Cuando estamos aburridos, se ponen más pequeños. Para comprobar esto, la próxima vez que sales con un amigo, habla de algo que ya sabes que encuentra interesante, entonces de repente cambia de tema a los cambios en las leyes fiscales de este año y ve cómo sus pupilas cambian.

Resumen

Comprender la psicología del contacto con los ojos puede ayudarte a cultivar con éxito las relaciones personales y profesionales. Puedes demostrar un interés en los demás mediante la interacción en la conversación y mantener contacto con los ojos sano a intervalos. La profundidad de todas tus relaciones se completará al hacer un esfuerzo para mejorar tus habilidades de comunicación no verbal pues mucho de lo que las personas dicen no tiene nada que ver con palabras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles