La psicología del pensamiento criminal

Escrito por rebecca deluccia-reinstein | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La psicología del pensamiento criminal
No hay ninguna causa para la conducta criminal. (person in handcuffs. criminal, image by mashe from Fotolia.com)

Para entender el patrón mental detrás de una mente criminal es importante considerar todas las posibilidades. No hay ninguna causa para la conducta criminal. Una combinación de factores genéticos como ambientales contribuyen al proceso mental de un criminal. Algunos criminales serán motivados a realizar actos profundamente inmorales e ilegales, mientras que otros simplemente romperán las leyes a un nivel menor, pero significativo. Examinar la historia de la persona y los hechos del delito puede ayudar a comprender a criminales similares y sus métodos.

Otras personas están leyendo

Desordenes psicológicos

Las personas con un desorden psicológico tendrán pensamientos alterados que pueden causar reacciones inadecuadas. Engaños, impulsos u otra consideración anormal pueden provocar que una persona se comporte de forma irracional. Mientras que la explicación de un criminal mentalmente enfermo puede parecer completamente ridícula a una persona normal, ésta tiene sentido para la persona que realiza el crimen. A pesar de la aparente naturaleza irracional de un crimen sin sentido en particular, los desórdenes psicológicos no son capaces de explicar la conducta criminal.

Pobreza

Estudios publicados por la Universidad Estatal de Ohio en la edición del periódico estudiantil del 13 de febrero de 2004, sugiere que hay una relación directa entre la pobreza y el crimen, a pesar de la controversial naturaleza de este tema de debate. Mientras que muchos investigadores creen que no hay una relación entre estas dos cuestiones, muchas personas estarán de acuerdo con que las zonas más azotadas por la pobreza tienden a tener una mayor tasa de crímenes. Los altos niveles de pobreza pueden forzar a las personas a cometer actos criminales, tales como robar, cuando no encuentran otra alternativa.

Adicción

Las adicciones pueden fomentar el pensamiento criminal en una persona que no tenga los recursos necesarios para obtener la droga que desea. Si un drogadicto o un alcohólico no disponen los medios para conseguir la substancia de la cual dependen, puede que los pensamientos criminales se abran paso en sus mentes. Un individuo muy adicto hará lo que sea necesario para obtener su droga, incluso robar, prostituirse o participar de otras actividades ilegales. Un estudio publicado en 2009 sobre Criminología y justicia criminal sugiere que además de la adicción, el pensamiento criminal puede estar asociado a ciertos patrones marcados por la edad y el autocontrol.

Presión social

Estudios presentados en la Universidad Estatal de Ohio en 1998 revelaron información que sustenta la relación entre la pertenencia a un grupo criminal y el pensamiento criminal. Los miembros de estas bandas son fomentados a participar en actos criminales, no sólo para formar parte de la banda, sino también para ayudarlos de forma financiera. Los miembros más nuevos son más susceptibles al pensamiento criminal, mientras intentan demostrar su valía frente a los otros miembros. Los miembros más antiguos y más experimentados evitan participar en actividades ilegales por miedo a las represalias, pero manipulan con facilidad a los nuevos reclutas aplicando presión sobre sus compañeros o tácticas de intimidación.

Influencia familiar

Participar de cualquier acción ilegal es fácil cuando un individuo es criado en un ambiente donde el pensamiento criminal es la norma. Aún si la actividad violenta o ilegal no es realizada directamente en el hogar, un ambiente disfuncional puede crear el perfecto caldo de cultivo para la mente criminal, como fue reportado en 2009 por Yale. Los niños que no son disciplinados por sus acciones inadecuadas aprenden que pueden salirse con la suya haciendo cosas malas, aún cuando realmente esté mal. Más aún, la falta de supervisión puede tener un efecto dramático en los niños.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles